Lunes 20 DE Mayo DE 2019
Acción

Mantiene el ritmo

El Barcelona se reafirmó ayer en la cima de la Liga española de fútbol y mantuvo su ventaja sobre el Real Madrid al imponerse por 3-0 frente al recién ascendido Girona, horas después de que los blancos se recuperaran de su derrota ante el Betis con un ajustado triunfo sobre el colista Alavés.

Fecha de publicación: 24-09-17
Luis Suárez festeja su primer gol en la Liga y deja atrás la sequía que ya empezaba apreocuparlo. (AP Photo/Manu Fernandez)

Noelia Román • DPA.  –El 2-1 de los dirigidos por Zinedine Zidane con un doblete de Dani Ceballos y su provisional acercamiento no desestabilizó a los azulgrana que, no sin cierta fortuna, lograron su sexta victoria en otros tantos partidos y devolvieron a siete puntos su diferencia respecto al vigente campeón de Liga.

A cuatro unidades se encuentra el Atlético de Madrid, que le arrebató la segunda posición al Sevilla al superarlo por 2-0 en el Wanda Metropolitano.

Fiesta

En un ambiente festivo y tras años de soñar con poder enfrentarse a su poderoso vecino en la Primera División española, el Girona tuvo la mala fortuna de anotar en propio arco los dos primeros goles  azulgrana (Francisco Aday, en el 17’, y Gorka Iraizoz, en el 48’) y de facilitar así el triunfo que redondeó Luis Suárez en el 69’.

El histórico choque entre los azulgrana y el Girona en la Primera División española no fue ajeno a los acontecimientos políticos, sociales y judiciales de las últimas semanas en Cataluña.

Antes de iniciar el esperado choque regional y ante la complacida mirada de Carles Puigdemont, el presidente de la Generalitat –el Gobierno catalán–, la hinchada que llenó los 13 mil asientos del Estadio de Montilivi se arrancó con un sonoro “¡Votaremos, votaremos!”, “Independencia, independencia!”, después de que por megafonía sonara  Els Segardors, el himno catalán.

El partido comenzó sin que en el once del Barcelona formaran ni Gerard Piqué ni Sergio Busquets, que cedieron su puesto a Javier Macherano y a Paulinho, respectivamente. Sergi Roberto y Aleix Vidal también entraron en el lugar de Nélson Semedo y de Gerard Deulofeu.

Las rotaciones de Valverde funcionaron ante el planteamiento del Girona, que también mudó su once para intentar frenar al poderoso vecino y, especialmente, a Messi.

Durante todo el partido, el argentino vio cómo Pablo Maffeo no le sacaba el ojo de encima. Tras varios encuentros marcando, el 10 se quedó sin anotar. Pero aun así, fue capaz de zafarse en no pocas ocasiones de la pegajosa marca y habilitar a sus compañeros con peligrosos pases entre líneas.

Gana, pero no convence

Poco contento estaba Zinedine Zidane después de ver que, pese a la superioridad de los suyos sobre el Alavés y las muchas ocasiones de gol que generaron, el Real Madrid sufrió hasta al último minuto para certificar el triunfo.

“Es cierto, no es un momento brillante, pero hay que aguantar”, asumió el entrenador blanco

El día en que debutaba como titular en el once de Zidane, Ceballos abrió el marcador para los blancos en el minuto diez de partido y lo amplió en el 43’. Para el Alavés anotó Manu García en el 40’.

El triunfo, en cualquier caso, supuso un alivio para los de Zidane que, tras caer con el Betis, necesitaban un triunfo para cortar su racha de tropiezos y afrontar el martes su duelo de Liga de Campeones europea en la cancha del Borussia Dortmund.