Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Acción

De la panadería al Palacio de Buckingham

El 4 de agosto de 2012, Erick Barrondo hizo historia para Guatemala con su plata en los Juegos Olímpicos de Londres: José María Raymundo, que este domingo participará junto a él en los 20 kilómetros marcha del Mundial, estaba ese día trabajando en una panadería.

Fecha de publicación: 11-08-17
Por: AFP
Más noticias que te pueden interesar

José María recuerda bien aquel día: tenía 18 años y estaba repartiendo pan en el mercado de Quiché, donde trabajaba entonces, ya que todavía no se dedicaba a la marcha atlética.

Cambia su vida

Entonces todo cambió, de repente: el ‘Principito’ Barrondo había quedado segundo en los Juegos de Londres, logrando así la primera y hasta ahora única medalla olímpica de la historia de Guatemala.

“Había una algarabía total en el mercado”, recuerda Raymundo en una entrevista con la AFP antes de su participación en el Mundial de Londres.

No podía ni imaginar que cinco años después iba a ser compañero del propio Erick Barrondo en una prueba de 20 kilómetros marcha en un Mundial, en un trazado que repite además el de entonces, en la avenida The Mall, con el Palacio de Buckingham, uno de los emblemas londinenses y británicos más reconocibles, como testigo de su caminata.

“Erick vuelve a ese lugar inolvidable seguramente para él, pero no he hablado de eso con él. De hecho entrenamos con diferente entrenador, pero seguramente llegará muy bien”, explica.

José Raymundo tiene ahora 23 años, casi 24 (que cumplirá en septiembre), y vivirá en Londres-2017 su tercera gran cita consecutiva.

Su estreno mundialista se dio en Pekín en 2015 y allí fue 48º, mientras que un año más tarde fue 56º en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro, en ambos casos con tiempos similares (1h29.01 y 1h29.07, respectivamente).

Este año 2017, Raymundo quiere dar el gran salto, en una temporada en la que ha mejorado su tiempo personal, rebajándolo a 1h22.42 en una prueba en La Coruña (España) en el mes de junio.

“Mi objetivo principal es dar todo de mí. Ya estuve en el Mundial pasado hace dos años y creo que ya sería un logro mejorar el puesto 49 que logré ese año. Estaré satisfecho cuando haya dado todo de mí”, afirma.

Tridente chapín

José María Raymundo y Erick Barrondo estarán acompañados por otro guatemalteco en esa carrera de la distancia corta de la marcha, José Alejandro Barrondo, primo de Erick. En la misma prueba, en categoría femenina y también el domingo, estará Mirna Ortiz, esposa de Erick Barrondo.

Para Raymundo, uno de sus héroes y referentes es una leyenda viva del atletismo latinoamericano y mundial, el marchista ecuatoriano Jefferson Pérez (oro olímpico en 1996 y mundial en 2003, 2005 y 2007, plata olímpica en 2008 y mundial en 1999).

“No tengo ídolos, pero admiro mucho todo lo que logró uno de los más grandes de la marcha mundial, Jefferson Pérez. Admiro la determinación que tenía y lo aguerrido que era, que lo hicieron y lo hacen diferente. Es un grande”, sentencia.

Puede que ganar una medalla sea por el momento un objetivo utópico para él, pero el recuerdo de aquella tarde de agosto de hace cinco años, cuando siguió por radio la hazaña de Erick, le demuestra algo que tiene muy presente: hay veces que los sueños se hacen realidad.

Etiquetas: