Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Acción

Campeón con estirpe 

Cuando a un deportista se lo pone a prueba en una situación extrema es la mejor manera de comprobar si tiene estirpe de campeón. Jordan Spieth lo dejó en claro en la tarde del domingo, cuando se levantó de una situación compleja para celebrar el título en el British Open de golf.

Fecha de publicación: 24-07-17
Por: AFP
Más noticias que te pueden interesar

Spieth comenzó la última jornada con tres golpes de ventaja sobre Matt Kuchar, pero dilapidó la diferencia con tres bogeys en los primeros cuatro hoyos. Lucía nervioso y preocupado. A mitad del camino, su compatriota estadounidense ya le había emparejado la línea.

Momento clave

El punto de inflexión se produjo en el hoyo 13. Parecía que se iba a repetir la historia de la edición 2015, cuando Spieth se definfló tras liderar durante gran parte del torneo.

Después de un pésimo tiro de salida y quedar con la pelota en una zona “injugable”, el golfista de 23 años hizo su tercer golpe desde el campo de práctica, casi media hora después del inicio, y terminó salvando el hoyo con un bogey. Había perdido la cima de la clasificación por el par que hizo Kuchar, pero recuperó la confianza.

“No sé cómo hice cinco golpes en el 13. Creo que jamás lo sabré. Es como si me hubiera escapado de un crimen”, recordó Spieth, con la alegría de su tercer major en el bolsillo.

Como ya lo había demostrado a lo largo de su carrera, el joven texano encontró la tranquilidad interior para sacar a flote su mejor juego en el momento más crítico del certamen: birdie, águila, birdie, birdie y par en los últimos cinco hoyos para recuperar la desventaja y sacarle otros tres impactos a su compatriota.

Así levantó su tercer trofeo grande y reflotó las comparaciones con Tiger Woods y Jack Nicklaus, los astros que aparecían en su camino cuando irrumpió en 2015 con las victorias consecutivas en el Masters y el Abierto de Estados Unidos.

Woods y Nicklaus no tardaron en felicitar al joven campeón. Ausente por su lesión de espalda, el ex número uno valoró que Spieth lo superara para convertirse en el segundo hombre más joven en ganar tres majors, sólo superado por Nicklaus. Además, remarcó la forma en que consiguió el triunfo.

En tanto, el campeón de 18 grandes expresó su sorpresa y admiración por la recuperación de Spieth. “Wow, que vuelta salvaje en los últimos nueve hoyos”, escribió Nicklaus en su cuenta de Twitter.

Hasta el ex nadador Michael Phelps se sumó a las felicitaciones para Spieth, una de las nuevas estrellas del deporte estadounidense.

El golfista texano también hizo referencia a su mentalidad como clave del éxito, sobre todo después de ese increíble sprint final desde el hoyo 13. “Sabía que era capaz de cerrar los majors”, remarcó Spieth.

“No había cometido muchos errores, sólo tuve problemas con el swing en unas salidas”, recordó el campeón. “Pero cuando la ventaja se fue, también se fueron los nervios, que no volvieron hasta que volví a estar al frente de la clasificación”.

Con apenas 23 años y sin grandes estrellas que dominen el deporte en la actualidad, las ambiciones de Spieth son altas.

Había que remontarse hasta el doblete de Spieth en el Masters y el Abierto de Estados Unidos de 2015 para encontrar un nombre repetido como ganador de un gran torneo.

Spieth lo sabe y ya le apunta al PGA Championship, el único grande que le falta a su vitrina.

Etiquetas: