Miércoles 20 DE Marzo DE 2019
Acción

Europa contra Latinoamérica

El duelo esperado entre los dos continentes en semis, Portugal-Chile y Alemania-México, enfrenta a tres equipos con sus mejores hombres, y a una juvenil campeona mundial.

Fecha de publicación: 26-06-17
Más noticias que te pueden interesar

Tres viajaron a Rusia con sus mejores figuras, jugadores de la talla de Cristiano Ronaldo, Alexis Sánchez y Javier Hernández. El otro ni siquiera se molestó en convocar a su plantel habitual, y de todas formas está aquí.

Las semifinales de la Copa Confederaciones que se disputan el miércoles y el jueves presentan dos duelos clásicos de Europa contra Latinoamérica, como suele ocurrir en este torneo que sirve como aperitivo para el Mundial del próximo año en Rusia.

El campeón europeo Portugal, con un Cristiano insaciable que busca redondear una temporada de ensueño tras conquistar un doblete con el Real Madrid, enfrenta primero a Chile en Kazán, un día antes del duelo en Sochi entre Alemania, con su equipo juvenil carente de las estrellas que ganaron el Mundial de 2014, y una selección mexicana que busca sumar su segundo título de la Confederaciones tras el que logró como anfitrión en 1999.

El duelo de goleadores entre Alexis Sánchez y Cristiano Ronaldo llama la atención en la semifinal de este miércoles entre Chile y Portugal.

Duelo de campeones

Se trata de una cita entre eternas promesas en el fútbol que finalmente florecieron en los últimos años.

Dotado de una generación virtuosa encabezada por Sánchez, Arturo Vidal y el portero Claudio Bravo, Chile desplegó su característico juego de todo o nada en la primera fase, la que saldó como segundo del Grupo B con dos empates 1-1 ante Alemania y Australia, así como una victoria por 2-0 sobre Camerún.

Bravo apenas debutó en el último partido contra Australia, luego de estar inactivo desde fines de abril por una lesión. En ese mismo encuentro el domingo en Moscú, el técnico Juan Antonio Pizzi otorgó descanso a varios titulares, una estrategia que podría haberle costado el triunfo y el primer lugar del sector. Por lo tanto, ahora le toca jugar las semifinales con apenas dos días de descanso, y ante un oponente que tiene 24 horas más de reposo.

“Nuestra propuesta es muy exigente, el esfuerzo que tienen que hacer los jugadores es muy grande”, admitió Pizzi. “Los equipos rivales lo saben, tienen otra forma de jugar, no tienen tanta iniciativa. En su mayoría son equipos que emparejan y en base a los errores que podemos cometer recuperan el balón”.

Portugal está cómodo con asumir ese papel, utilizando la misma táctica con la que conquistó su primer título europeo el año pasado en Francia. Cristiano y su socio en ataque André Silva estarán al acecho ante cualquier despiste de la zaga chilena para poner a prueba a Bravo.

Los lusitanos ganaron su sector con triunfos ante Rusia (1-0) y Nueva Zelanda (4-0), y un empate frente a México (2-2).

De todas formas, los jugadores de Chile advierten que Portugal se topará con un grupo que conquistó dos títulos consecutivos de la Copa América (2015, 2016) y que se codea con las grandes selecciones desde el Mundial de 2010.

Julian Draxler es la figura del equipo alemán.

Dominio alemán

México no tiene buenos antecedentes frente al gigante europeo, que le ha ganado en sus cuatro duelos oficiales anteriores, incluyendo las semifinales de la Confederaciones de 2005 en Alemania.

El plantel dirigido por Juan Carlos Osorio tuvo que remontar el marcador en los tres compromisos del Grupo A, donde empató con Portugal (2-2) y derrotó a Nueva Zelanda y Rusia por 2-1. El “Tri” terminó segundo en la zona detrás de los monarcas europeos por diferencia de goles.

El campeón de la CONCACAF, un asiduo participante en esta cita intercontinental, ahora enfrentará a una Alemania que no se toma el torneo tan en serio. El técnico Joachim Loew otorgó vacaciones de verano a la gran mayoría de los jugadores que ganaron la Copa del Mundo en Brasil, con la idea de probar a algunas de las jóvenes figuras del fútbol teutón que podrían ser protagonistas en 2022 en Catar.

Afuera quedaron estrellas como Mesut Oezil, Thomas Mueller y Toni Kroos, y en su lugar Alemania apostó a jugadores como Timo Werner y Lars Stindl, que con dos dianas cada uno están empatados con Cristiano Ronaldo como máximos artilleros del campeonato.

Incluso con un grupo inexperto y que se juntó por primera vez unos 10 días antes de la Confederaciones, Alemania ganó su sector con triunfos sobre Camerún (3-1) y Australia (3-2), además de un empate con Chile (1-1).

 

Etiquetas: