miércoles 31 mayo 2017
Acción

Episodio tres

Los Golden State Warriors reciben a los Cleveland Cavaliers este jueves, en el primer juego de una nueva final de NBA entre estos contendientes.

La tercera parte de la trilogía más esperada de la NBA comenzará hoy, cuando Golden State Warriors reciba a Cleveland Cavaliers en el inicio de la final de la Liga estadounidense de baloncesto.

El conjunto californiano, con sus superestrellas Stephen Curry y Kevin Durant, aspira a dejar atrás la humillación del año pasado, cuando los Cavaliers remontaron un 3-1 de la mano de LeBron James y celebraron su primer título.

¿Quién, favorito?

Golden State. Desde el regreso de Durant tras una lesión de rodilla, el campeón de 2015 ganó desde el 11 de marzo 27 de sus últimos 28 juegos. En la postemporada, los Warriors se convirtieron en el primer equipo en lograr un balance de 12-0, con una ventaja de 16.3 puntos de promedio sobre sus rivales. A LeBron, las apuestas no le interesan. “En Las Vegas yo juego al Black Jack”, bromeó James, respecto a la clara ventaja que le otorgan las casas de apuestas al triunfo de Golden State. “Para mí es lo mismo”. A Steve Kerr, entrenador de los Warriors, tampoco le agrada el rótulo. “¿Favoritos? ¿Me están cargando? Los Cavs son un grandísimo equipo y son los defensores del título”.

¿Quién, el mejor jugador?

Entre James, Curry y Durant están tres de los mejores cinco jugadores del mundo sobre el parquet. Los Cavaliers dependen de un recital de LeBron para tener posibilidades de ganar. El alero de 32 años jugará su octava final y la séptima de forma consecutiva, además de que viene de superar la marca anotadora del legendario Michael Jordan en la postemporada. Curry, durante años líder de los Warriors, vio su protagonismo opacado por el arribo de Durant, que irá en busca de su primer anillo en la NBA. En 2012 llegó a su primera final cuando jugaba en Oklahoma City Thunder, pero aquella vez no pudo con los Miami Heat de James.

¿Cuánto influye la localía?

No parece ser un factor decisivo. Los Warriors son capaces de ganar en cualquier campo si su juego fluye. Así lo demostraron en los play offs y, además, en las dos finales anteriores. En tanto, los Cavs también dejaron claro que pueden enmudecer el Oracle Arena, como lo hicieron dos veces el año pasado. Por mentalidad y personalidad, Cleveland hasta sería favorito en un eventual séptimo juego en la casa de los Warriors.