miércoles 31 mayo 2017
Acción

¡A todo vapor!

Rafael Nadal y Novak Djokovic pasean en París, mientras el argentino Olivo silencia a Roland Garros, al eliminar a Tsonga.

Rafael Nadal y Novak Djokovic despacharon por la vía rápida sus duelos de segunda ronda de Roland Garros ayer, en una jornada en la que el argentino Renzo Olivo completó su gesta al ganar al ídolo local Jo Wilfried Tsonga en la Philippe Chatrier.

“El mayor reto de un tenista en la actualidad es jugar cinco sets ante Nadal en polvo de ladrillo”, señaló el holandés Robin Haase (46o. en el ranquin ATP), tras sufrir un castigo de una hora y 49 minutos que se saldó con 6-1, 6-4 y 6-3.

El español mejoró su ya convincente puesta en escena del lunes ante Benoit Paire y no tuvo ninguna bola de rotura que defender.

“El primer día no saqué bien. Hoy (ayer) he dado un paso hacia adelante. Ayer (el lunes) y esta mañana (martes) estuve analizando lo que podía hacer un poco mejor, de momento lo he encontrado, a ver si lo puedo mantener”, señaló tras mostrarse muy efectivo con el segundo servicio (85 por ciento de puntos ganados).

Ahora le espera su primer partido contra el georgiano Nikoloz Basilashvili.

Sólido “Nole”

Con la misma facilidad se impuso Djokovic, al que parece que la presencia de André Agassi en el banquillo ha devuelto la solidez en su tenis. El problema es que el carismático estadounidense no podrá acompañarlo en la segunda semana del torneo…

Ayer ganó al portugués Joao Sousa, 59o. de la ATP, por
6-1, 6-4 y 6-3.

“Jugué bien en las dos primeras mangas, peor en la tercera”, dijo Djokovic en la pista, que argumentó su incapacidad para hablar mejor el francés en que su profesor está de vacaciones. Jugará por los octavos ante el argentino Diego ‘Peque’ Schwartzman, por primera vez en el tercer partido en París.