Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Acción

Brasil gusta y golea

Brasil goleó este martes 3-0 a Paraguay en Sao Paulo en otra exhibición de la ‘canarinha’, que queda a un paso del Mundial de Rusia-2018 tras sumar 33 puntos en las eliminatorias sudamericanas, donde es el líder incontestable a falta de cuatro jornadas.

Fecha de publicación: 28-03-17
Por: AFP
Más noticias que te pueden interesar

Después de la noche de bodas de Montevideo, donde goleó (4-1), brilló y le recordó al mundo que está de vuelta, la ‘canarinha’ llegó a la húmeda Arena Corinthians con la responsabilidad de quien se sabe admirado.

Tenía que ganar ante Paraguay, y pocos dudaban que fuera a hacerlo, aunque los fuegos artificiales tuvieran que esperar para otro momento. No todos los días puede ser Carnaval y la victoria anterior de Chile contra Venezuela ya había dejado para septiembre, cuando se retomen las eliminatorias, su clasificación para el Mundial.

A la ‘canarinha’ se le pasó así la oportunidad de vengarse del destino convirtiéndose en la primera clasificada para Rusia después de su ridículo histórico cuatro años antes y en su propia casa. Pero a estas alturas ya nadie duda que estará en Moscú, y tal y como estaba hace un año, eso ya es mucho decir.

Las urgencias en Sao Paulo eran propiedad de una necesitada Paraguay, a la que la derrota dejó séptima, con 18 puntos, y malherida en su ambición de regresar a un Mundial después de perderse la cita de Brasil.

Con la vida en juego, y un tal Neymar suelto por el campo, la albirroja tiró de contundencia y apenas se cumplían los diez minutos cuando el delantero del Barcelona ya había sufrido tres faltas y arrancado una amarilla para Valdez.

Los guaraníes pudieron dar la sorpresa al borde del cuarto de hora con un contrataque que dejó casi solo a Derlis González, pero no está este nuevo Brasil para permitir estos excesos.

Aunque menos afilada que en Montevideo, el balón siempre fue de la Seleçao, que se pasea por el campo con la seguridad de quien anda siempre con una buena idea entre manos.

Hubiera sido lógico que el primero gol viniera a balón parado, pero lo hizo pasado la media hora, cuando parecía que Paraguay levantaba la cabeza. Hasta que ocurrió lo inevitable. Teniendo claro dónde -y cuándo- quería ir, Coutinho se presentó en la entrada del área con el balón pegado a las botas y encontró en Paulinho a una pared ideal.

El volante le aguantó el balón y se lo devolvió de tacón para que el atacante del Liverpool pusiera el 1-0 de un chutazo.

Gran capitán

Lanzada por su propia superioridad, Brasil salió con ganas de más tras el descanso y entre Thiago Silva y Paulinho le mandaron el aviso a Silva de que se le iba a complicar la noche.

No se habían recuperado los paraguayos del susto cuando Coutinho le dejó una bola cruzada a Neymar, que culculó mal la carrera y acabó estrellándose contra el poste, a él y un gol que ya casi cantaba Sao Paulo.

Pero para desgracia albirroja, el astro había decidido que en la noche de su regreso a la capitanía tras siete meses de renuncia no pensaba irse en blanco.

Ya había avisado en la víspera, cuando afirmó sereno que se encuentra en el mejor momento de su carrera, y que ahora ya no piensa en las provocaciones, sino solo en fútbol, y quien sabe si en un Balón de Oro el propio Tite piensa que es cuestión de tiempo.

Derrumbado un minuto después por Rodrigo Rojas, cuando se dirigió al punto de penal ya casi se sumaba el dos en el marcador. Pero Silva lo atajó tras una paradinha excesiva. Furioso, ‘Ney’ trató de enganchar un rebote que también se le fue.

Recordaba así el atacante, y Brasil, que él también es humano, pero nadie quiere pensar en eso ahora que su capitán se ha hecho mayor.

Y él tampoco. Por eso arrancó una espectacular carrera por la izquierda dejando a su defensores uno a uno hasta meterse en el área y lanzar un misil contra el que Silva no pudo hacer nada.

Neymar ya tenía su gol y la sufrida ‘torcida’ brasileña al capitán que siempre soñó. Demasiadas emociones para este chico de 25 años que acabó cubriéndose la cabeza entre las manos.

Desde su noche mágica en la que lideró la épica remontada del Barça frente al PSG, Neymar vuela, y ni el gol que le anularían poco después por fuera de juego le torció otra noche de protagonismo.

De fiesta, a Brasil aún le quedaba por celebrar en el minuto 85 el lindo tanto en carrera de Marcelo, que lleva 24 goles a favor de Brasil en eliminatorias desde que asumió el nuevo técnico, por solo dos en contra.

Etiquetas: