Miércoles 21 Diciembre 2016
Acción

Antigua

Por: Juan José Corado

Con base a un trabajo sencillo, ordenado y visionario, Antigua volvió a demostrarle a Comunicaciones y Municipal la forma correcta de hacer las cosas en un balompié nacional medianamente profesional.

Con credibilidad para conseguir un fuerte soporte económico e ideas claras, los directivos de Antigua le han demostrado a sus homólogos rojos y cremas el camino que se debe seguir para poder conseguir logros importantes en el fútbol local.

Contratar a un entrenador serio, capaz y que tiene las ideas claras, más la conformación de un buen equipo, ha sido la clave para que Antigua en un año haya ganado dos títulos nacionales.

Mientras los cremas y los rojos siguen conformado planteles mediocres y teniendo entrenadores que no se acoplan a su rica historia, Antigua sigue dando pasos firmes que lo dejan como un club modelo.

Los rojos atraviesan por una de sus peores crisis dirigenciales y futbolísticas de su historia, la cual se ratifica con la sequía de títulos de los últimos cinco años, en gran parte por el poco tino que tienen para conformar sus planteles.

Los dirigentes rojos no supieron qué hacer luego de que terminó la época dorada de aquel equipo que ganó todo y que era encabezado por Juan Carlos Plata, lo que deja de manifiesto la poca visión que tuvieron para llevar a cabo su famosa renovación.

La debacle del equipo crema se genera porque ahora es manejado al mejor estilo de Ángel González, quien dirige a los albos igual que lo hace con la Selección desde su mansión en Miami, donde le da igual si Comunicaciones sobresale en el plano local e internacional, ya que lo único que le interesa es contar con los derechos televisivos y seguir con su reprochable monopolio televisivo, por lo que entre menos invierta en jugadores foráneos de alto nivel y en un buen cuerpo técnico es mejor para sus intereses económicos.

Los cremas tienen a un presidente mexicano impopular, Pedro Portilla, a quien lo único que le interesa es cuidar el emporio del señor González, ya que no siente los colores blancos y en este momento seguramente estará de vacaciones en un lugar paradisíaco mientras miles de cremas sufren y lloran.