Martes 20 Diciembre 2016
Acción

El violento club portugués ante el que prefieren perder que enfrentarlo


Los rivales prefieren perder por incomparecencia que enfrentarlo. Se trata de un equipo de la cuarta división del fútbol portugués que ha comenzado a destacar en los medios, pero no por sus méritos deportivos, sino porque está cerca de lograr un ascenso sin oposición alguna, ya que los equipos de la categoría se niegan a jugar contra ellos.

El diario español El País explica la irreal situación del equipo llamado Canelas 2010. Han ganado sus últimos 11 partidos por incomparecencia del rival y 12 de sus 13 rivales no han querido jugar contra ellos. Los equipos prefieren perder y pagar una multa de 750 euros por no presentarse a los partidos.

La razón que tiene tan atemorizados a los clubes de la división es que el Canelas 2010 está formado por integrantes del principal grupo de ultras del Porto, los Super Dragões. El capitán del equipo es Fernando Madureira, dirigente del grupo ultra.

“Ganan con base en amenazas y agresiones a niños de 20 años delante de árbitros y policías que no hacen nada para evitarlo”, explican algunos dirigentes a El País, siempre bajo anonimato.

El capitán del equipo y el presidente salieron en una rueda de prensa junto con el resto de integrantes del equipo defendiéndose de las acusaciones. El club negó rotundamente las agresiones y los actos intimidatorios sobre los adversarios.

“Sufrimos coacciones, los árbitros están intimidados y no escriben en las actas lo que sucede. Como no llega nada a los comités, nadie actúa”, detalló a El País Manuel Gomes, presidente del Grijó, uno de los equipos implicados, cuando a finales de octubre tras una reunión calificada en algunos medios lusos como

El País reseña que además del lío que genera en su liga, se acerca al ascenso conocido como Campeonato de Portugal, el tercer escalón del futbol luso, por lo que tendría derecho a jugar la Copa y pasaría a estar inmerso en el futbol profesional, un gran salto si se considera que la entidad apenas tiene cinco años de trayectoria.

“Todo esto es una trapallada y nos entristece, pero ahora nuestro objetivo ya es prepararnos bien y ascender”, advierte Fernando Madureira, el capitán del equipo, que dirige también a los Super Dragões.

A Madureira todos le conocen como Macaco y sus correligionarios le llaman también “líder”. Gobierna un colectivo que agrupa a unos 5.000 seguidores del Porto y que acaba de cumplir treinta años de trayectoria, celebrados con gran pompa en una ceremonia que congregó en el pabellón polideportivo del club a dirigentes y deportistas.

Macaco, que tiene 41 años, recibió la llamada del Canelas en en 2012 y pidió que con él llegaran “unos amigos”. La pasada temporada brotaron las quejas, hubo alguna incomparecencia y 90% de los árbitros de la categoría en la que militaban se negó a dirigir sus encuentros. Ascendieron. “Los partidos se desarrollan bajo un clima de terror en el campo y en la grada”, apuntaron, casi siempre bajo anonimato, varios de sus rivales.

El Canelas jugó su último partido oficial el 23 de octubre.