Sábado 22 DE Septiembre DE 2018
Acción

Sanción

Fecha de publicación: 29-10-16
Por: Juan José Corado Flores
Más noticias que te pueden interesar
La todavía cuestionada y corrupta FIFA, para mí, decidió suspender ayer al fútbol nacional por la postura asumida por los integrantes de la Asamblea que no avalaron la continuidad de los actuales dirigentes del Comité de Regularización.
Quiero dejar en claro que nunca he avalado la actuación de los integrantes de la Asamblea, ya que algunos –no todos- dejan mucho qué desear por su cuestionado pasado, luego de brindar sus votos a cambio de dinero en las elecciones de la Federación, lo que le permitió llegar a la presidencia a personajes cuestionados como Brayan Jiménez y otros más.  
Sin estar del lado de esta gente (a quienes he cuestionado más que nadie), yo siempre dije que la continuidad de los actuales dirigentes por casi ocho meses más era innecesario y perjudicial para nuestro fútbol.
Los actuales dirigentes han hecho más de lo mismo. Siguen siendo manejados a su sabor y antojo desde Miami por el dueño de los canales de televisión, quien pone, nombra y quita a quien le da la gana, ya que como aporta su dinero decide qué se debe hacer sin importarle el beneficio de nuestro balompié.
Al señor González lo único que le interesa es gastar lo menos posible y nombrar entrenadores mediocres para pagarles lo menos posible, al tiempo que no le importa invertir su dinero en las selecciones menores, ya que esos equipos no generan ningún negocio para ampliar su imperio televisivo.
Este es uno de los grandes males del fútbol nacional, el cual ha sido apadrinado por los anteriores y los actuales dirigentes, que lo primero que debieron hacer –lejos de querer quedarse en la Federación más tiempo- era romper con esos cuestionados contratos que le permiten a un patrocinador tener exclusividad con nuestra selección.
Lamentablemente, al emisario de la FIFA, Primo Corvaro, tampoco le interesa esto, ya que sabe que el señor González es uno de los que más dinero le genera a la Federación Internacional en concepto de derechos de televisión y por eso se hace de la vista gorda y también lo apadrina.
El “gran emisario” de la FIFA no le exige a los actuales dirigentes que presenten las nuevas plataformas que le permitan a nuestro fútbol salir del triste subdesarrollo en que se encuentra.  

Corvaro viene a Guatemala únicamente a compartir gratos momentos con los dirigentes para luego, eso sí, cobrar seguramente onerosos viáticos a la FIFA, que se convierte en la Universidad donde muchos dirigentes de todo se el mundo se preparan para sacar su “maestría” de cómo obtener dinero fácil y salvar sus arruinadas vidas.
Si los actuales dirigentes hubieran hecho algo por terminar con esas nefastas conexiones de sus antecesores otro sería el cantar en este momento, ya que el fútbol nacional no estaría suspendido y habría una luz al final del túnel.
Los actuales dirigentes son tan culpables como los 34 asambleístas que originaron la sanción, ya que ambas partes tienen una enorme deuda con nuestro fútbol.

Etiquetas: