Jueves 20 DE Septiembre DE 2018
Acción

Salvación

Fecha de publicación: 04-01-16
Por: Félix Mencos
Más noticias que te pueden interesar

La situación no es nada tranquilizante: la Federación de Fútbol de Guatemala está acéfala tras la “fuga” de su presidente, Brayan Jiménez -¿para eso servía el despistado dirigente máximo de nuestro balompié?- y la intervención decidida por la Federación Internacional, la muy cuestionada FIFA; y la continuidad de la eliminatoria mundialista para nuestro deporte de las patadas se acerca a pasos agigantados…

Y como auténtica imagen de ratas que abandonan el barco antes de que este se hunda, ahora todos dejan sus cargos en la representación nacional, y a días de los próximos enfrentamientos contra Estados Unidos (25 y 29 de marzo) en la eliminatoria al Mundial Rusia 2018, no hay cuerpo técnico ni dirigencia que afronte el compromiso. Y en parte es comprensible, porque la situación, pese a aquella intervención anunciada por la FIFA, no es nada clara…

Es cierto, muchos se sienten optimistas y hasta muy felices por la peculiar remoción de Brayan, un personaje que resultó más nefasto de lo previsible, y detrás de Milton Mendoza y sus restantes apáticos pero marrulleros dirigentes. Y es porque esas salidas abren la posibilidad de que a nuestro fútbol se asomen directivos capaces y con listura y conocimientos para resolver los problemas que se presenten, además de dotar a nuestro equipo nacional, y a todo el fútbol en general, de una idea coherente de trabajo.

Pero empiezan a aparecer “sugerencias” o “informaciones” de quiénes pueden ser los técnicos de la azul y blanco (¿Marlon Iván León, que tiene una escuelita de fútbol en Los Ángeles, y Juan Carlos Elías, un melodramático técnico argentino muy ligado a Milton Mendoza, pueden conducir de verdad al elenco nacional?), y nos ponemos a temblar por lo que puede suceder con el ya suficientemente castigado balompié chapín.

Externamos un deseo ferviente: que a la máxima dirigencia de la Federación lleguen elementos capaces, y que nuestro fútbol se encamine por fin por una ruta correcta. Sin más aprovechados de m…

Etiquetas: