Martes 13 DE Noviembre DE 2018
Acción

Técnicos

Fecha de publicación: 31-12-15
Por: Félix Mencos
Más noticias que te pueden interesar

Willy Coito Oliveira está fuera de Comunicaciones, tras el fracaso de la no obtención del heptacampeonato; e Iván Franco Sopegno es de nuevo el conductor crema, tras su renuncia a la dirección técnica de la Selección Nacional.

Ni Coito Oliveira, que con un plantel de verdad de lujo no pudo frenar la “rebelión de los departamentales”, Antigua GFC y Guastatoya, que disputaron las finales del torneo Apertura 2015 ganadas por los aguacateros; ni el Chuki Sopegno, con una discreta actuación en la azul y blanco (calificación para un último lugar en la Copa Oro y una desventajosa derrota en el primer juego de la eliminatoria mundialista como locales ante Trinidad y Tobago), se distinguieron por sus faenas en este último año.

Son, eso si, “hechura” uno del otro, con Iván como formador de Willy, con una tropa de asistentes por detrás (Mario Acevedo, Jorge Sumich y demás, hasta los ¡17! que impuso como moda el patrocinador de la representación nacional y dueño de los albos, el magnate de la televisión Ángel González), y con estilos de trabajo y juego muy similares.

Iván, sin embargo, recibe el premio (de consolación, según nosotros) de retornar a Comunicaciones, cargo que recibirá con obediencia y satisfacción porque es, desde hace un largo tiempo, un buen trabajador de la institución blanca.

Y Willy, tras un descanso sabático de seis meses, en que recibirá más capacitación (¿?), retornará también al equipo.

También vuelve el Carasucia Rubén González a la preparación física en Municipal… ¿Y qué harán los rojos con Iván Castillo, el expreparador de ese rubro en la selección de futsala? ¿Quién dirigirá esa función realmente en el equipo mayor en el nuevo torneo Clausura 2016?

¡Y algunos aseguran, o piden…, a el Chino Marlon Iván León –o a Juan Carlos Elías– como posibles entrenadores del elenco nacional!, en lo que sería una lamentable herencia del frustrado presidente de la Federación, el también nefasto (como el fugado Brayan Jiménez) Milton Mendoza.

No cabe duda, esa profesión de entrenador de fútbol en Guatemala tiene sus bemoles…

Etiquetas: