Sábado 22 DE Septiembre DE 2018
Acción

¡Orgulloso campeón!

Antigua derrotó ayer 2-0 a Guastatoya (3-2 en el marcador global) y se coronó monarca del fútbol nacional por vez primera en su historia.

Fecha de publicación: 21-12-15
El plantel antigüeño celebra jubilosamente luego de hacer historia y ganar su primer título nacional.
Más noticias que te pueden interesar

José Corado • Redacción Deportes. –En un ambiente de fiesta, Antigua conquistó el cetro del torneo Apertura del fútbol nacional, luego de vencer ayer a Guastatoya 2-0 y dejar la serie final en 3-2 a su favor.

El equipo guastatoyano intentó cerrar los circuitos en el medio campo antigueño, algo que parecía factible después de la tempranera lesión que obligó a Fredy Thompson a abandonar el partido.

Los pecho amarillo cuidaban su banda defensiva derecha, pensando en Alejandro Díaz, pero no contaron con que los panzasverdes elegirían el lado opuesto, en el que el jamaicano Akeem Pristley fue el desequilibrio que le permitió al dueño de casa llegar con comodidad a la portería visitante.

El arquero García sigue con la vista el balón que viaja hacia el fondo de su portería. Chinchilla (31) anota el gol del campeonato.

El arquero García sigue con la vista el balón que viaja hacia el fondo de su portería. Chinchilla (31) anota el gol del campeonato.

Llega la calma

A los 19 minutos llegó para Antigua el premio a su mejor disposición ofensiva. Óscar Isaula se encontró con un rebote en el interior del área y con ángulo reducido sacó un bólido que venció la resistencia del guardameta Álvaro García.

Con ese gol, la serie se niveló a dos en el marcador global, lo que le evitó al dueño de casa la angustia de tener que batallar en desventaja.

Guastatoya reaccionó y logró tomar el control de la media cancha, pero no tuvo espacios en una zaga en la que Osiel Rivera y José Pinto no dieron ventajas.

La incógnita de quien sería el monarca se mantuvo hasta la segunda parte y tuvo que llegar con el jugador talismán del cuadro panzaverde.

A los 73 minutos, el entrenador de Antigua decidió sacar a un extenuado Pristley y en su lugar ingresó el hombre de los goles trascendentales. Édgar Chinchilla llegó al campo para ver como Alejandro Díaz realizaba una excelsa jugada por la banda izquierda y le servía la pelota en el corazón del área. El recién ingresado la tocó para el fondo del arco y produjo el delirio en la afición colonial.

Memorable

Juan Klug estuvo cerca de forzar los tiempos extras cuando estrelló la pelota en la base del poste izquierdo de la portería de Víctor Ayala, pero no pudo ser…

Guastatoya murió con las botas puestas. Peleó hasta el final de una batalla que se convirtió en memorable y que le ofreció al fútbol guatemalteco una jornada refrescante y prometedora.

Después del pito final en la correcta conducción del juez Walter López, llegó el júbilo de la gente antigueña. El verde prevaleció en una fiesta inolvidable, en festejos y ovaciones para un orgulloso campeón que supo romper los esquemas de nuestro balompié.

Pero el público no olvidó el esfuerzo y el mérito de Guastatoya. Los jugadores pecho amarillo recorrieron las cuatro esquinas del estadio para recibir la ovación de un público antigueño que supo premiarlos con aplausos.

Luego, la algarabía se trasladó a las calles en una interminable fiesta que pareciera no tener fin. Antigua es el nuevo monarca del fútbol guatemalteco. ¡Viva el rey!

Etiquetas: