Lunes 22 DE Abril DE 2019
Acción

Selección, en problemas

Para muchos, los resultados y el rendimiento contra Honduras y El Salvador en los últimos fogueos fueron auspiciosos. Para nosotros, solo plantean dificultades…

Fecha de publicación: 15-10-15
Marco Pappa, el único desequilibrante pleno que muestra la Selección Nacional, anotó el gol contra El Salvador el martes por la noche. Por: Félix Mencos elPeriódico

Ni la Selección de Honduras, dirigida por Jorge Luis Pinto, quien lucha por conjuntar a un plantel mayormente de jugadores de la liga hondureña.

Ni la de El Salvador, que recién empieza a reconocer el Primitivo Ramón Madariaga.

El combinado nacional de Guatemala empató con hondureños (1-1 el jueves) y salvadoreños, con estos últimos el martes por la noche, 1-1 en Carson, California; pero ninguno de esos dos equipos pueden ser tomados como adecuada unidad de medida para determinar “los adelantos” de nuestro equipo.

Problemas

Honestamente, no estamos para “campeones mundiales” (disculpen el sarcasmo…)

Y ni siquiera, como quedó demostrado en estos juegos, para ganarle a catrachos y salvadoreños, equipos que, en este momento, muestran unos niveles de rendimiento realmente discretos.

Muchos echan las campanas al vuelo por esos resultados. “Hemos mejorado”, dicen confiadamente. Nosotros decimos que vemos problemas para una eliminatoria mundialista cada vez más cercana: el primer partido lo tenemos contra un peligroso Trinidad y Tobago el próximo 13 de noviembre…

Revisemos: ¿Gerson Tinoco y Carlos Ruiz fueron en algún momento desequilibrios ofensivos contundentes frente a una defensa salvadoreña medianamente férrea?.

¿No empiezan a tener dificultades de maniobra en espacios cada vez más reducidos Fredy Thompson y Brandon de León? Porque la dinámica de los volantes cuscatlecos ya planteó problemas a los dos contenciones nacionales, como no se tuvieron en las eliminatorias frente a dos débiles equipos caribeños, Bermudas y Antigua y Barbuda.

Y de parte de nuestros volantes y delanteros, ¿hubo el suficiente desequilibrio y el fútbol incisivo y profundo que pueda arrollar rivales como Estados Unidos y Trinidad y Tobago, nuestros contrincantes en la próxima fase de la eliminatoria mundialista de la Concacaf? Porque para esa serie, según lo visto en estos dos últimos enfrentamientos, tendremos que depender de la claridad y potencia que puedan lograr Stefano Cincotta y Moisés Hernández, para contar por lo menos con llegada profunda y desequilibrante por las bandas.

Y especialmente, nuestros grandes referentes de juego, el Moyo José Manuel Contreras y el Pescado Carlos Ruiz, no están en un brioso momento de juego, con estados físicos que no son los mejores frente a la exigencia de la competencia internacional.

Chiquitos

Revisemos nuestras realidades: en los últimos tiempos, le ganamos raspado a equipos como Bermudas (0:0 y 0:1) y Antigua y Barbuda (1:0 y 2:0). Empatamos con Honduras, “jugando mejor que ellos” según la fantasía de muchos. Y le “ganamos” por penales a los salvadoreños, nuestros rivales de casi todos los días.

Pero cuando enfrentamos a rivales fuertes, como Uruguay (1:5 en contra), Estados Unidos (0:4) y México (0:3), nos pasan por encima y nos comemos muchos goles en contra. Y esa es una constante que en su tiempo de gestión Iván Sopegno no ha podido cambiar, “porque esas son realidades de fútbol distinta”, dice el Chucky en forma “sospechosamente conformista”.

Tendremos que “conformarnos” entonces con gozar los “buenos rendimientos y resultados” que logramos contra El Salvador, nuestro rival de siempre, en el que se ha convertido en el clásico de los equipos chiquitos de Centroamérica.

Actualidad azul y blanco

Los jugadores de Municipal ya se presentaron a los entrenamientos del club ayer, tras retornar a Guatemala de madrugada luego del partido del martes por la noche.

> Marco Pappa sufre una pequeña contractura muscular. Ayer se le practicó un estudio médico para descartar rotura fibrilar, y si no hay, estará recuperado en ocho o diez días. Su lesión vino al disputar un balón, por una elongación más allá de lo normal.

Etiquetas: