Lunes 24 DE Septiembre DE 2018
Acción

Bochorno crema

El flamante hexacampeón del fútbol nacional, Comunicaciones, perdió anoche 5-0 con el Galaxy de Los Ángeles, que contó con la magia y capacidad goleadora de Robbie Keane y Allan Gordon.

 

Fecha de publicación: 19-08-15
Robbie Keane ingresó en el segundo tiempo y proyectó su enorme talento y capacidad para terminar de destrozar a los cremas. Por: Juan José Corado elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

El Galaxy guardó a sus principales figuras y solamente envió a Giovanni Do Santos como titular, pero ni eso fue aprovechado por Comunicaciones para tratar de conseguir un mejor resultado en su triste debut en la Concachampions.

 

La historia

 

Comunicaciones sí utilizó su equipo de “lujo”, salvo el lesionado José Contreras; sin embargo, nunca se sintió cómodo en la cancha por lo que desde los primeros minutos el Galaxy marcó la diferencia en el marcador con un golazo de Mika Vayrynen, quien aprovechó un gran pase de Giovanni Do Santos.

 

Los cremas no reaccionaron con este gol. Mantuvieron su lento y errático juego en el medio campo, al cual se unió el arquero Juan José Paredes, quien le regaló un balón a Allan Gordon para que anotara el segundo tanto.

 

Giovanni Do Santos no anotó, pero contribuyó con su buen fútbol para cimentar el triunfo del cuadro galáctico, que sin esforzarse mucho borró de la cancha al equipo albo.

Giovanni Do Santos no anotó, pero contribuyó con su buen fútbol para cimentar el triunfo del cuadro galáctico, que sin esforzarse mucho borró de la cancha al equipo albo.

 

Keane, la figura

 

Mientras los albos salieron en el segundo tiempo con su misma pasividad futbolística, el Galaxy creció aún más con el ingreso de Robbie Keane, quien se convirtió en la figura del partido.

 

Keane habilitó a Allan Gordon quien marcó el tercer gol y para sellar con broche de oro su estupenda actuación anotó dos golazos que dejaron un claro 5-0 en favor del equipo angelino.

 

No hay más de qué hablar, el fútbol nacional se sigue arrastrando en la mediocridad y proyectando su pobre nivel en el plano internacional. Seguimos de bochorno en bochorno.

Etiquetas: