Lunes 12 Diciembre 2016
Salud

Ebriorexia: doble mal


Redacción Suplementos*– Cuando un joven consume demasiado alcohol y deja de comer para contrarrestar las calorías que las bebidas alcohólicas aportan, está en riesgo de padecer un trastorno alimenticio llamado ebriorexia, advierten especialistas en nutrición y psicología.

“El trastorno tiene un componente psiquiátrico que consiste en dejar de comer para no consumir calorías extra y poder tomar más alcohol. Puede haber sentimiento de culpa después de haber consumido alcohol y viene un vómito provocado”, explica María José Gallardo, nutrióloga mexicana.

El problema de este trastorno, señala en entrevista, es que conjunta dos de los problemas más graves en la adolescencia: el alcoholismo y la anorexia o bulimia.

Aunque este trastorno se conoce desde hace una década, comenzó a ganar notoriedad en los últimos años, cuando se redujo la edad de inicio de consumo de alcohol entre los adolescentes mexicanos, explica la especialista.

La ebriorexia afecta a jóvenes de entre 17 y 24 años, apunta, sobre todo a mujeres que consumen alcohol entre una y tres veces por semana, mientras restringen su alimentación.

Claudia Rosas Díaz, psicóloga clínica, agrega que es un trastorno que debe ser atendido por un equipo multidisciplinario que incluya psiquiatra o psicólogo y nutriólogo.

Debido a que la ebriorexia inicia en la adolescencia tardía, es difícil controlar a los jóvenes, pues con la mayoría de edad ya pueden entrar a bares y antros y consumir alcohol, subraya.

Si embargo, recomiendan las especialistas, los padres deben estar alerta para detectar cuánto alcohol consumen sus hijos y si están perdiendo peso, a fin de poder detectar y tratar el trastorno a tiempo.

Si no se hace, advierten, la pérdida de peso excesiva puede generar problemas cardiacos, además de dificultades de concentración, neuropatía y alteraciones a nivel de neurotransmisores.

comentarios

Una respuesta a “Ebriorexia: doble mal”

  1. hector rojas dice:

    ¿Para que darles tantas definiciones exoticas a los que conocemos hace cientos de años como Alcoholismo y drogadiccion?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *