logoep

Miércoles 22 DE Febrero DE 2017

BUSCAR EDICIÓN

cal
facebook twitter rss rss rss rss

There are two ways to buy Viagra: Viagra for sale by going to the common pharmacy or online. levitra for sale seriously helps in availability of brand levitra.
País

Involucrado en caso Las Dos Erres fue detenido en Estados Unidos

El exmilitar guatemalteco vivía en Maryland y tenía una década de laborar en la Universidad Johns Hopkins en Baltimore

José Mardoqueo Ortiz Morales.


José Mardoqueo Ortiz Morales fue arrestado el viernes en su residencia de Hyattsville, Maryland, Estados Unidos, acusado de haber participado en la masacre de la aldea Las Dos Erres, en el municipio de La Libertad, Petén, donde una tropa militar ejecutó a 250 personas entre hombres, mujeres y niños, en diciembre de 1982.

Funcionarios de Inmigración y Aduanas informaron que Ortiz, de 54 años, era un residente permanente legal en Estados Unidos, quien por casi una década había trabajado en una sala de correo en la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore.

Ahora enfrentará cargos en la Corte de Inmigración estadounidense y una posible deportación hacia Guatemala, donde sería juzgado por su posible participación en la matanza ocurrida durante la guerra interna en el país, que duró más de tres décadas.

Por ese caso ya fueron condenados cinco veteranos de la fuerza elite del Ejército –Kaibiles– a quienes se les comprobó su participación en la incursión militar en dicha aldea. Otros seis exmilitares son prófugos, quienes lograron evadir la captura.

La historia de un sobreviviente

En 2012, fue narrado el caso de Las Dos Erres y la odisea del sobreviviente Óscar Ramírez Castañeda, quien en la actualidad es un inmigrante radicado en Boston, Massachusetts, Estados Unidos.

En 2011 se enteró, gracias a las investigaciones del Ministerio Público en el caso en mención, que el teniente del Ejército que él creyó era su padre, en realidad fue el jefe de la patrulla que masacró a su madre y a sus ocho hermanos ese diciembre de 1982.

Ramírez, quien entonces tenía tres años, fue criado luego de la masacre por la familia del castrense que comandó la incursión violenta en Las Dos Erres.

El militar falleció poco tiempo después en un accidente automovilístico. Cuando ProPublica sacó a luz su historia en 2012, Ramírez ganó asilo político en la nación del norte. Conoció a su verdadero padre, quien radica en Guatemala, y quien habría sobrevivido gracias a que el día de la masacre no se encontraba en la aldea.

 Los hechos

El 5 de diciembre de 1982, una patrulla militar, cuyos miembros fueron vestidos con ropa similar a la utilizada por la guerrilla, llegó al lugar en busca de varias armas que días atrás habían sido robadas tras el asalto a un comando militar.

Empezaron por sacar a las personas de sus viviendas y separaron a los hombres, y a las mujeres y niños los encerraron en la escuela de la aldea.

Luego de violar a las mujeres ejecutaron a los hombres tras violentos interrogatorios. Testigos de la masacre identificaron a José Mardoqueo Ortiz Morales como uno de los soldados que vendaron los ojos de las víctimas, los interrogaron, los golpearon con un martillo y arrojaron a un pozo en el centro de la comunidad.

De bajo perfil

> Ortiz emigró hacia Estados Unidos después del final de la guerra interna en Guatemala, logró radicarse en Estados Unidos y utilizó su primer nombre José, en lugar de Mardoqueo, con el que fue conocido por los testigos de la masacre.

Ahora se encuentra en un procedimiento destinado a remover su estatus legal de inmigrante, que permita su deportación al país.


sebastian rotella ProPublica

2017-1-12

Noticias relacionadas
2017-2-22

Asesores de CDAG y COG realizan cobros duplicados por Q9.2 millones

2017-2-22

Junta de Disciplina dejaría sin sanción a magistrado que firmó acta de forma anómala

2017-2-22

Senabed pagó Q14 mil por energía en casa de Baldetti

2017-2-22

Juez rechaza juicio abreviado para profesor de Educación Física del Liceo Javier

2017-2-22

Denuncian secuestro de trabajadores de palma africana

2017-2-22

Organizaciones exigen la aprobación de las reformas constitucionales

COMENTARIOS
Reglas para comentar en el foro

Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.


    Agregar su comentario



    humberto arevalo castillo

    2017-1-12 05:53:17

    Tenemos animadversion a todo lo relacionado con los militares, particularmente por la vida de ricos que han tenido por muchos años, ordeñando el erario nacional. Pero es sorprendente que a estas alturas, se este desempolvando temas que por dolorosos y vergonzosos debieran quedar enterrados junto con la triste historia. Solo esperemos que no haya nada oculto de fondo, en este sentido, mas vergonzoso todavia

    Hugo Carna

    2017-1-12 06:35:57

    La justicia tarda, pero llega...Asì como ese genocida hdp hay muchos militares laborando como abogados, catedràticos universitarios (alò CARLOS LOPEZ Mesoamericana -xela, fiscal militar que nunca està en su puesto de trabajo en Mazate)...Es hora de investigarlos y llevarlos a la càrcel.

    Roberto Ximenej

    2017-1-12 06:47:29

    Que gran elite serían que asesinaron y torturaron a gentes desarmadas e inocentes. Este José Mardoqueo Ortiz Morales es otro cobarde de uniforme milico que finalmente enfrentará la justicia. Faltan muchos más, en especial, los que giraron las órdenes y escondieron por décadas la verdad. También los asesinos del destacamento de Coban y de otras atrocidades de lesa humanidad.

    Oscar Ramirez

    2017-1-12 07:12:08

    Mas doloroso, vergonzoso y cobarde que matar niños, no hay en esta vida. Quien defiende a estos genocidas es un genocida.

    hector rojas

    2017-1-12 07:20:33

    Con el escaso intelecto de los izquierdos, les pregunto ¿Y estos para cuando o es que las victimas de la izquierda deben agradecerles? ****** A eso vamos, pero como dije con el bajo cociente intelentual no logran comprender que justicia es justicia sea de un bando o del otro. ************ GUATEMALA: LAS VÍCTIMAS Y CRÍMENES DE LA GUERRILLA MARXISTA (URNG) Asesinatos, secuestros, aldeas arrasadas y vendettas entre camaradas son parte de la huella dejada por la insurgencia en 36 años de conflicto armado. Los cuatro comandantes de la URNG, responsables de horrendos crímenes contra Guatamaltecos. (Fuente: Revista Crónica) LA GUERA FUE SUCIA. DURANTE 36 AÑOS los civiles fueron las principales víctimas del Ejército y de las organizaciones que integraron la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG). En la pasada década la mayoría de atrocidades cometidas fueron endilgadas a la institución castrense, en tanto que muy pocas voces señalaban a la guerrilla. Con base en diversos archivos consultados por este semanario, desde el 13 de noviembre de 1960 al 29 de diciembre de 1996 la URNG cometió 1,258 acciones contra personas civiles e infraestructura del país, entre los que se cuentan más de 200 asesinatos, 68 secuestros, 11 atentados contra embajadas y 329 contra poblaciones civiles. Empero, fuentes independientes aseguran que esos datos fueron "extrañamente depurados ", para no complicar la inserción de la insurgencia a la legalidad. "Ese fue un pacto fuera de la mesa de negociación entre las cúpulas del Ejército y de la guerrilla, sin importarles el daño que causaron a los civiles ", expone un ex miembro de la gubernamental Comisión de la Paz (COPAZ). Los excesos cometidos por las partes deberán ser ahora investigados por la Comisión del Esclarecimiento Histórico (CEH), integrada por Christian Tomuschat , Edgar Balsells y Otilia Lux . Crónica presenta una síntesis de acciones insurgentes, para la cual fueron consultados archivos periodísticos, miembros del Ejército (en activo y retirados), ex negociadores de la paz, así como militantes y disidentes de la URNG. LAS MASACRES DE LA INSURGENCIA Según organizaciones humanitarias, la URNG habría participado en seis asesinatos colectivos, los cuales han sido documentados con base en testimonios de sobrevivientes . En total habrían perecido 265 civiles y 32 insurgentes del Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP-Ixim). La primera masacre que se registra habría sido perpetrada por elementos del Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP), el 17 de febrero de 1982, en la aldea Calapté, Uspantán, Quiché. Los familiares de las 42 víctimas dicen que los rebeldes ultimaron a los pobladores a filo de machete. Tres meses después, militantes de la misma organización incursionaron en la aldea Salacuín, Alta Verapaz. Tras arrasar la localidad, veinte campesinos fueron asesinados a tiros y a machetazos. Similares métodos habrían sido aplicados, también por el EGP, en la aldea Chacalté, Chajul, Quiché, donde perecieron unas 120 personas y fueron heridas alrededor de 45, aunque otras fuentes consignan entre 150 y 170 víctimas (Crónica 487). Asimismo, se menciona que el EGP también masacró a entre 20 y 30 evangélicos, en Barillas, Huehuetenango, en el primer trimestre de 1980. Sobre esta sindicación no hay mayores datos testimoniales, pues, en apariencia , los sobrevivientes se desplazaron a otros puntos del país o a EEUU . Otra acusación que pende en contra de dicho grupo es la consignada en el libro " Señores bajo los árboles ", de Mario Roberto Morales. Según las notas, entre el segundo y tercer trimestre de 1982, 32 miembros del Frente Guerrillero de la Estrella, del ERP-Ixim, fueron fusilados “Por no izar la bandera del EGP ". El expediente de las masacres se cierra con una supuesta cometida en noviembre de 1989, por la Organización del Pueblo en Armas (ORPA), quienes degollaron a 21 habitantes de la aldea El Aguacate, Chimaltenango. En los archivos consultados no se consignan asesinatos colectivos de las Fuerzas Armadas Rebeldes (FAR) y del Partido Guatemalteco del Trabajo (PGT). Empero, fuentes civiles no descartan - que también participaran en ese tipo de crímenes. VICTIMAS CIVILES De acuerdo con militares retirados, las estadísticas oficiales de asesinatos cometidos por la guerrilla parecen haber sido alteradas intencionalmente. De lo contrario, explican, no es creíble que sólo 202 personas hayan sido ultimadas durante 36 años, cuando hace 2 la cantidad rondaba mil más. Las primeras víctimas reconocidas en los archivos son el dirigente derechista Mario López Villatoro y su guardaespaldas, Julio Carrera. El crimen fue perpetrado por tres presuntos guerrilleros de las FAR, el 2 de junio de 1969, en el centro comercial Montufar . Siete meses más tarde, enero de 1970, unidades del PGT habrían ametrallado al subdirector de Prensa Libre, Isidoro Zarco. Diez años y medio después, el 5 de agosto, la violencia del PGT se reactivó contra la prensa, al ser asesinado Mario Ribas, gerente general de El Imparcial. La guerrilla también se atribuyó el crimen de Roberto Girón Lemus, propietario del diario La Nación, el 5 de febrero de 1982. El 23 de mayo de 1980 , la misma organización golpeó al Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas , Comerciales y Financieras (CACIF), cuando cayó abatido el presidente de la misma , Alberto Habie. Casi tres meses después, el 1 de agosto, un comando del EGP tomó por asalto las instalaciones de Radio Tropicana, de Escuintla, en momentos en que salía al aire el radio periódico El Clarín. En el hecho fueron asesinados a tiros cinco civiles: dos locutores de la emisora, el conserje de la misma y dos visitantes. El año de 1981 también fue violento. El 18 de enero fue ultimado por las FAR el legislador emelenista Jorge Torres Ocampo. Posteriormente, en diciembre de 1981, elementos del PGT asesinaron a Mario Dary Rivera, rector de la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC). Similar destino tuvo, a manos de la misma organización, el también ex rector de la USAC Leonel Carrillo Reeves, ametrallado en noviembre de 1983. De 1980 a 1991 la ORPA abatió a 35 civiles, entre ellos al pintor primitivista Juan Sisay, el 21 de abril de 1989, en Santiago Atitlán, Sololá. Asimismo, al niño Víctor Sánchez, el 13 de noviembre de 1990, después de un mitin en la aldea Las Trojes, Amatitlán. Por su parte, las FAR habrían ultimado, de 1961 a 1995, a 58 civiles, entre ellos al administrador de la finca Caobana, Taxisco , Santa Rosa , en junio de 1980 . Además, en la misma zona, mataron al campesino Macario Silvestre (en marzo de 1983) y a Alicia Chinchilla (el 24 de noviembre de 1992). Pero quizá la más sangrienta acción en la que perecieron civiles es la que realizó el EGP el 5 de septiembre de 1980. La mañana de ese día un grupo de insurgentes colocó un autobomba en cercanías del Palacio Nacional, cuya detonación fue escuchada en un radio de 12 kilómetros. Como cauda de la acción, siete adultos y un niño murieron destrozados. SAGA DE PLAGIOS Según los registros, durante los 36 años del conflicto la insurgencia plagió a 68 personas. Por ejemplo, de 1970 a 1996, a las FAR se le atribuyen haber secuestrado a 29 civiles. Al EGP (entre 1979 y 1994) 21 y a la ORPA (de 1977 a 1996) 18. El listado incluye a empresarios nacionales y extranjeros, civiles y a familiares de funcionarios públicos. No hay registro alguno de las acciones de este tipo realizadas por el PGT. Por lo menos cuatro de los secuestros concluyeron en asesinato. Así, el 3 de mayo de 1971 fue ultimado el industrial Guillermo Ibargüen, después de ser plagiado por las FAR. La segunda víctima mortal fue el empresario Luis Canella, asesinado por miembros del EGP en diciembre de 1978 , al oponer resistencia. Diez meses después, durante el plagio de Raúl García Granados de Garay, el 7 de octubre de 1979, la misma organización acribilló a su amigo Roberto Cordón y a su guardaespaldas, Andrés Olivares. Poco menos de dos años más tarde, el 13 de agosto de 1981, es encontrado el cuerpo sin vida del estadounidense Clifford Bevens, gerente general de la empresa GINSA. El cadáver fue localizado en una casa del EGP, en Santo Domingo Xenacoj, Chimaltenango. La larga historia de plagios para obtener réditos económicos inició con el cautiverio del empresario Gabriel Biguria, en marzo de 1970. Asimismo, en diciembre de 1977 fue secuestrado por la ORPA Luis Arimany Comas, quien permanece en poder de sus captores durante tres meses. El 30 de enero del año siguiente , el EGP dejó en libertad a Roberto Herrera Ibarguen después de que la familia financiara campos pagados y cancelara una suma no cuantificada. El 19 de mayo de 1979, Elizabeth Lippmann fue plagiada por elementos de la ORPA, quienes la liberan el 27 de junio. La misma suerte corrió Haedest Villagrán, a quien raptan las FAR el 31 de mayo de ese año. Otros secuestros de gran impacto son los que realizó el PGT, en mayo de 1982 y octubre de 1983, en contra de los copropietarios del matutino Prensa Libre, Álvaro Contreras Vélez y Pedro Julio García, respectivamente. Asimismo, el de Xiomara Suazo, hija del entonces presidente de Honduras, Roberto Suazo Córdova, que reivindicó el MRP-Ixim en diciembre de 1982. Los últimos secuestros económicos fueron realizados por las FAR y la ORPA en febrero de 1994 y agosto de 1996. Las víctimas: Fraterno Vila hijo y Olga de Novella. Según estimaciones, entre 1977y 1982 la guerrilla habría obtenido hasta US $ 45 millones. Durante la misma época se registraron secuestros de familiares de funcionarios con el objetivo de canjearlos por militantes de la insurgencia capturados por las fuerzas de seguridad. Por ejemplo, en junio y septiembre de 1983, son plagadas Marta Ríos Montt y Celeste Mejía Víctores, hermanas de los generales Efraín Ríos Montt y Oscar Mejía Víctores, respectivamente. Según ex miembros de la guerrilla, el objetivo era forzar la liberación de Yolanda Urízar, ex asesora sindical y militante de las FAR. Asimismo, los archivos castrenses reportan decenas de secuestros de campesinos, reclutados contra su voluntad para combatir al Ejército. Sin embargo, los mismos no dejan de ser frías estadísticas debido a la poca importancia que se les dio. DIPLOMATICOS BAJO EL FUEGO Apartado especial merece el número de representantes extranjeros que cayeron bajo las balas guerrilleras y los múltiples atentados en contra de sedes diplomáticas. El primer ataque mortal fue realizado el 16 de enero de 1968, durante la administración de Julio César Méndez, cuando miembros de las FAR ametrallan a los coroneles de EEUU Ernest A. Munro y John D. Webber. De acuerdo con ex miembros de la guerrilla, el atentado fue en represalia por el secuestro y asesinato de Rogelia Cruz, ex Miss Guatemala y militante insurgente. Siete meses después, el 28 de agosto, al oponerse a ser plagiado , el embajador estadounidense John Gordon Mein fue ultimado por dos jóvenes miembros de la misma organización , en la avenida Reforma , zona 10 . El mismo destino de Mein se repite con el embajador de Alemania, Karl von Spreti. Tras ser secuestrado el 31 de marzo, el cuerpo del diplomático germano fue localizado con un disparo en la cabeza, en San Pedro Ayampuc. La muerte de Von Spreti obedeció a que el Gobierno no accedió a liberar a 22 militantes de las FAR ni al pago de Q700 mil. El tercer embajador asesinado fue el nicaragüense Edmundo Meneses, en octubre de 1977, durante el régimen de Kjell Laugerud. Tras quince días de debatirse entre la vida y la muerte, Meneses pereció por las heridas de bala ocasionadas por elementos del EGP, el que reivindicó la acción en solidaridad con la guerrilla sandinista. El 14 de febrero de 1980 militantes del EGP ametrallaron la sede diplomática de El Salvador y semanas más tarde, la de Japón. El 24 de junio de ese mismo año, unidades urbanas de dicha organización dispararon contra Jaki Hasbun, hijo del embajador jordano, y su amigo Raúl Santos. También, el 13 de enero de 1982, comandos rebeldes lanzaron bombas contra las embajadas de Israel, Argentina y Haití. El último ataque atribuido a la guerrilla contra extranjeros se realizó el 23 de octubre de 1985, cuando elementos de la ORPA prendieron fuego a la avioneta del cónsul de Noruega, Norman Lind de Lunge, en la Costa Sur. En el atentado, además de Lind, perecieron el costarricense Erasmo Sánchez y el alemán Klaus Herold. VENDETTAS INTERNAS A la vez de actuar contra civiles, decenas de militantes de las organizaciones alzadas no se salvaron de morir a manos de sus propios camaradas. Del primer rebelde ajusticiado sólo se recuerda el seudónimo: Minche, ultimado en abril de 1972 en las montañas de Quiché, por el germen de lo que posteriormente sería el EGP, lo cual es relatado por Mario Payeras en el libro " Los días de la selva”. Ahora también sale a luz pública el asesinato de Guisella López, conocida en ese grupo como Beatriz, y quien habría sido ejecutada en 1982 por sus mismos compañeros bajo la acusación de ser doble agente. Los familiares de López han documentado pruebas y solicitarán ante la CEH la repatriación del cadáver, inhumado en Nicaragua. En la misma denuncia también se plantea que un sobrino de Beatriz y una amiga de ésta, cuyos nombres no son conocidos, habrían tenido el mismo fin. Otras ejecuciones extrajudiciales son atribuidas a las FAR. De acuerdo con ex militantes de dicha organización, en 1977 un comando de aniquilamiento habría ultimado veterinario Rolando Orantes Celada, cuñado de Jorge Soto, debido a pugnas internas. Asimismo se conoce de los asesinatos de los dirigentes de la Federación Sindical de Empleados Bancarios y de Seguros (FESEBS), Juan José Alvarado, y otro conocido con el seudónimo de Claudio. Según los informantes, los crímenes forman parte de un ajuste de cuentas por divergencias al interior de las FAR, entre 1982 y 1983, cuya dirección acusó a Alvarado y a Claudio de ser infiltrados del Ejército. Similares sindicaciones habrían sido realizadas en contra de Irma Flaquer, periodista y militante de las FAR, a quien se le acusó de denunciar a Aníbal Ramírez, comandante Jerónimo. Por su parte, a la ORPA se le atribuye la muerte de tres militantes del MRP-Ixim, en 1987, y el de Sandra Chávez Gálvez, cuyo seudónimo era capitán Ana, en diciembre de 1992. Con base en los datos, Ana fue apuñalada por oponerse al mal manejo de los recursos económicos de la organización, después de salir de una casa de cambio en la capital de México. Tras conocer el asesinato, Luis Santacruz, ex comandante Santiago, abandonó las filas de la ORPA durante casi tres años. Aun cuando éste ha asegurado que su retiro no obedeció a los hechos antes mencionados, otras fuentes de la guerrilla sostienen la primera versión. Entre tanto, no se dispone de datos sobre ajusticiamientos en el seno del PGT, aunque los mismos no son descartados. CONOCER EL PASADO De acuerdo con Christian Tomuschat, los diez meses que tendrá la Comisión del Esclarecimiento Histórico no serán suficientes para investigar los 36 años del conflicto, sobre todo esclarecer la autoría de las masacres y el paradero de miles de desaparecidos . Por tanto, añade, la CEH solicitará al Ejército y a la URNG "poner a disposición sus archivos de guerra", en particular los que contengan datos entre 1978 y 1982. Al respecto, Jorge Soto (ex comandante Pablo Monsanto, de las FAR) dice que lo más correcto es que las instituciones civiles vinculadas al tema de los derechos humanos sean las que acudan a la comisión. La URNG, anota, "colaborará en aquellos casos en que seamos señalados o sobre excesos cometidos por el Ejército , para liberarnos de las acusaciones o confirmarlas". Entre tanto, Ricardo Rosales (ex secretario general del PGT) considera que las atrocidades deben ser conocidas por el bien del país y para fortalecer la democracia. De esa cuenta, si la URNG y el instituto castrense se vuelcan a colaborar con la comisión, darán pruebas de caminar a la par de las aspiraciones civiles que demandan conocer el pasado para evitar que éste se repita. De lo contrario, sólo lograrán extender el manto de la impunidad que los ha cubierto en las últimas tres décadas. "

    Osvaldo Ramirez

    2017-1-12 07:29:34

    Lamentablemente por donde se quiera ver, los militares son asesinos, corruptos, ladrones, etc. Supongo que habrán buenos militares pero hasta ahora no hay noticias buenas de ellos. Lo que corresponde es juzgar a este asesino y a sus fans pues que le pongan abogado y dejen de escribir como niñas cuando se les quiere disciplinar comienzan a decir "ay, porqué a los izquierdosos no los juzgan también".|

    Juan Discernimiento

    2017-1-12 07:56:20

    Quien te va a creer que a Mario Dary lo mató la guerrilla, el copy-paste del señor rojas es de la epoca en que la revista crónica era dirigida por Mario David García (que por cierto lo demandaron por no pagar a los empleados), utilizando como fuente fragmentos de lo que la misma organización reconoció era depuración interna por haber sido acusados de traidores o dobles agentes el resto son hechos conocidos como el de los embajadores de USA y Alemania que deben ser juzgados, aquí no se defiende a nadie, pero decir que del otro lado también hubo delitos de lesa humanidad NO JUSTIFICA LA MASACRE DE NIÑOS, ANCIANOS Y MUJERES INOCENTES por parte de cobardes "tropas élite", en la escala de la maldad criminal, la forma como asesinaron a esos campesinos está ubicada en el peldaño mas bajo al que puede llegar el ser humano, los que defienden esas acciones son menos que basura.

    Miguel Santos Pijazos

    2017-1-12 08:16:20

    Hoy en dia se escucha a muchas personas hablar que en los estado de virginia,boston y california estan refugiados cientos de sicarios que pertenecieron a la G2 la mayoria son originarios de jutiapa,zacapa,jalapa.estos asesinos mintieron en sus formularios de peticion de recidencia y ciudadania asi que seria muy facil para estados unidos despojarlos de su estado migratorio y regresarnoslos a Guatemala para que sean procesados por sus crimenes de lesa humanidad.

    J.uan Peres

    2017-1-12 08:20:39

    El mismo ejercito se metio un alacran en la camisa cuendo nombraron al famoso guerrillero Gustavo Meono Brener, ya llo depuro y solo hay informacion de cosas del ejercito, como director del archivo de la PNC, esto fue orquestado por OPM y en no menos guerrillero Gustavo "Sholon " Porras. La guerra de balas la gano el ejercito y los que no estamos de acuerdo con la guerrilla...PERO la guerra politica la gano el grupo faccioso guerrillero y ahora se esconden en ONG's activistas de DDHH manejadas por los "canchitos" de los 70's

    iMorales

    2017-1-12 08:35:25

    ______ hector rojas______ me quede sorprendido de su AMPLIO conocimiento de la historia y pensé, vaya este sr si tiene argumentos pues vivió la época, pero _______ Hohohohoh__ SORPRESA, es un COPYPASTE de algún ILUSTE periodista que es famoso solo por PRESTAR NOMBRE (testaferro) para publicar a BAJO costo los PAPELITOS SHUCOS que le pasan..... y..don hector.... POR DONDE LE MIRE..NADA, NADA JUSTIFICA las HORRIBLES MASACRES de MUJERES, ANCIANO y niños que estos MALDITOS COMETIERON, pues Ud. y YO nos PODEMOS REVENTAR el *HOCICO* , pero los niños y ancianos que tendrían que ver........se da cuenta, ese es el enojo de muchos Guatemaltecos, PORQUE si la guerrilla embosco (o viceversa) que SE MATEN ENTRE ELLOS, pero la demás gente no tenía nada que VER….es lo que da TRSTEZA _______________ No vaya a decir ud igual que FUNDATERROR, decía que en COBAN en el destacamento había un cementerio de la comunidad ...... donde la población ENTERRABA a sus familias, AMARRADOS de atrás, con los OJOS VENDADOS, y les PICABAN el cuerpo con cuchillo para que se les saliera la GRASA ...... hahahah y los enterraban en POZOS de agua, pues era más rápida la descomposición_____ RIDICULO !!!!!

    Jaime luna. C

    2017-1-12 08:38:30

    Sos desinformado Juan Discernimiento, los guerrilleros eran un grupo fascineroso, salvaje y sobre todo ilegal que entro a Guatemala via Cuba, Mexico y Panama en tiempo de Gustavo Diaz Ordaz, traficaban armas y extranjeros quienes eran los jefes del grupo: lo que era una invasion de la Reviolucion Cubana. Estos Suecos, daneses y curas espanoles tomaron las aldeas mas lejenas y las usaron de carne de canon y escudos humanos, muchos de estos extranjeros y guerrilleros chapines aun viven y te lo pueden contar, verdad Miguel Angel Sandovasl y Sholon Porras, estos hicieron masacres con los que no estaban de acuerdo, no vayas tan lejos, habla con gente de Chimaltenango a quienes el cura Gerardi los amenazo y mando a matar por no incorporarse al grupo guerrillero.

    Juan Torres

    2017-1-12 08:48:23

    Que bueno, todos debemos de colaborar para que atrapen a estos genocidas, estos estan esparcidos por doquier, estos son los heroes que asesinaron niños, hombres amarrados, mujeres etc. Y estos gobernaron muchas decadas Guatemala, pero por la sangre de universitarios, sindicalistas, pueblo armado, campesinos se logro que nuestra democracia se solidifique, adelante Guatemla, la victoria es de tu pueblo.

    Leonor Henes

    2017-1-12 08:52:28

    humberto arevalo Castillo, aun hay quiza 3 millones de sobreviente de esa Guerra. Quiza un millon directos familiars de las victimas de asessinados y desaparecidos (94% ejercito; 3% guerrilla; 3% otras fuerzas) y 2 millones que fueron forzados a abandoner sus viviendas y tierras internamente y muchos otros que immigraron a Mexico o a USA. A vos no te afecta en nada pues no perdiste nada pero a los que perdieron a sus familiars, vecinos, amgios o perdieron su tierra, su pais sigan adelante que aun quedan muchos asesinos sueltos. Habemos millones que nos solidarizamos y peleamos junto a Uds para que se haga justicia.

    jose

    2017-1-12 08:54:33

    hector rojas al igual que el kaibil de hector hernandez securren al copypaste para republicar falsedades sobre la Guerra. Vos hector fuiste oreja en Xela y muy bien sabes que gracias a vos mucha mara desaparecio.

    karl

    2017-1-12 09:07:34

    Siempre he dicho que Estados Unidos garantizó a los militares que no serían condenados tal es el caso de Pinochet, Rios Mont y muchos más. Habria que ser miope para no ver esto. sino ¿Quien los entrenó en la Escuela de Las Americas ? Los mismos que contagiaron de enfermedades a enfermos en Guatemala. Imaginense,10 años trabajando en una Universidad y que los gringos no sabían de su pasado? Pajas Por eso están sufriendo las consecuencias del terrorismo que les ha costado miles de millones que tambien nos cuesta a nosotros porque se cae nuestra economía desgraciadamente. Pero está por verse cómo los atentados van a clavar la economía Americana Gracias a que ELLOS eligieron a Trump un ignorante racista. Pobres los gringos.

    manuel

    2017-1-12 09:37:16

    hector rojas andale limpiale el trasero a tu tata de rios mont ahora que esta moribundo a la bestia esa. solo asi te relajaras un poco:)

    Sergio Roldan

    2017-1-12 09:57:53

    Asi pagan los gringos a los que peleasron su estupida 'guerra fria'.

    Indio

    2017-1-12 10:32:16

    Este genocida que dizque trabajaba en "una universidad en USA", aclaren bien las cosas, este lo que hacia era la limpieza y repartia el correo dentro de la U, cualquiera que lee este articulo piensa que fue un profesor, es y sera siendo un pelagatos, asesino y mentiroso y ahora de regreso a Guate, ojala que este otro idiota de hector rojas le lleve cigarros al bote, porque parece que son "coyotes de la misma loma". Y sabes vos hector? el plagio es un delito y vos sos un abusivo porque te pones a plagiar articulos que lees en periodicos desinformativos, estas jodido, fuiste cuque en tu juventud y ahora ya no servis ni para pura mie......a y solo para escribir estupideces como todos los chafas arrastrados y mal vistos por el 99% de la poblacion guatemalteca. hablando de otra cosa: en Zacapa vive otro asesino que fue militar en Coban en el tiempo de Rios Montt, (cobarde asesino) y mato mucha gente (por supuesto amarrada e indefensa) se llama MIUGUEL ANGEL ACEVEDO, capturen a ese vendedor de armas gueviadas y castiguenlo!!!!

    francisco perez

    2017-1-12 12:06:21

    Al Sr. Arevalo Castillo, ud. deberia de explicarle a los deudos de las victimas que "todo deberia de quedar en el pasado". Que haria ud. si un familiar suyo hubiese sido masacrado? Nuestro pais se ha distinguido siempre por ignorar o darle muy poca importancia a situaciones tan serias como lo es este hecho de injusticia. No se puede tapar el sol con un dedo. Las pruebas son demasiadas! Ahora hector rojas es un caso triste de ignorantes que no quieren aceptar la realidad; ex-soldado talvez? Admirador de genocidas? TODOS los implicados Deben pagar por esta brutalidad!

    Juan Shute

    2017-1-12 02:53:49

    Ojala algun dia se les haga justicia al General de Brigada Francisco Sosa Avila, al Coronel Luis Rebulli Capelli y al Coronel Lisandro Garcia Arandi el primero asesinado por Oficiales Subalternos vinculados al MLN, crimen que la D2 logro atribuirselo a los "canchitos" pero que en el ejercito muchos sabiamos de donde provenia y quienes ejecutaron el atentado contra el General Sosa. (en una entrevista del 2015 el mismo General Benedicto Lucas confirma lo que ya se sabia a lo interno de la institucion armada). Los otros 2 excelentes Oficiales Superiores asesinados por otros "canchitos" mandados desde la mismas zonas militares donde estos oficiales estaban de alta, por el "pecado" de no prestarse al robo del patrimonio militar. Ojala el "cuachic con infulas de historiador" de HECTOR ARNOLDO HERNANDEZ ROJAS o el espiritu que lo "posee" cuando se las lleva de academico, tambien mencione estos y otros crimenes que se llevaron a cabo por parte de "mugres y mafiosos" oficiales en contra de valiosos militares que no se prestaron a la corrupcion politica y economica dentro del mismo ejercito.

    Manuel Aler

    2017-1-12 02:56:53

    El cuque acomplejado Hector Rojas pone en evidencia que es una especie de mascota que Fundaterror usa para tratar de bajarle el perfil genocida a Ricardo Mendez Valdes (que usurpa el apellido del tata). Solo entre ellos se creen el burdo cuento que montaron.

    Otro shute

    2017-1-12 03:14:16

    Otro honesto militar asesinado, en este caso por ordenes de un oficial superior ya fallecido, fue el capitan Hugo Herminio Perez Bran quien fue acribillado junto a su padre, en 1982, atras del Hospital de Dia Itzamná, zona 7. La mafia militar hizo aparecer ese doble asesinato como obra de la insurgencia, pero todos sus compañeros y subordinados sabian que el autor intelectual era un coronel quien fue superado en punteo, por el capitan Perez Bran, en un curso de Estado Mayor, ganandole tambien el nombramiento para un puesto de importancia.

    los hermanos leiva

    2017-1-12 08:09:36

    HOY SI LE DIERON garrote doble a HECTOR ARNOLDO HERNANDEZ ROJAS... pero este es como aquellos chuchos de la calle que aunque los pateen alli siguen de pendejos sobandosela a los kukes.

    Otro shute mas...

    2017-1-18 01:19:58

    El asesinato del General Sosa y su nieto cerca del obelisco fue ejecutado por un Teniente del ejercito (hijo de uno de los lideres mas reconocidos del MLN y de quien llevaba el mismo nombre) y que muchos años despues llego a ser General de Brigada y paso a situacion de disponibilidad por estar metido en robos dentro del mismo ejercito. En esa epoca era practica comun en el Army Chapin de "quebrarse" a los Oficiales "incomodos" y echarle el muerto a los D.T.
    OPINION
  • Suscripciones: (502) 2427-2323 /

    [email protected]

    (502) 2427-2323

    Ventas y Publicidad:

    (502) 2427-2332 y 33

    [email protected]

  • PORTADA

    ELPELADERO

    PAÍS

    ECONOMÍA

    OPINIÓN

    INTERNACIONAL

    DEPORTES

    DOMINGO

  • Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300