Sábado 25 Marzo 2017
Opinión

Una piedra en el corazón

La violencia es el motor que mueve al patriarcado.

 

— Anamaría Cofiño Kepfer

Voy caminando y siento como si cargara un gran peso encima, me cuesta sacar la voz y los suspiros se me escapan sin querer. Desde el 8 de marzo, la vida de las mujeres se vio afectada por la masacre de las niñas, responsabilidad del Estado de Guatemala. Ese Día Internacional de las Mujeres, de nuevo nos gritaron a la cara que no importamos nada, nos golpearon con saña y crueldad para que nos quedemos en silencio, aterradas, quietas. El mensaje fue contra la rebeldía, para acallar la protesta.

Ser mujer en Guatemala es triste y duele porque todo el tiempo te das cuenta que ni el Estado ni las instituciones te valoran, y que nacer niña aquí es venir a un mundo hostil, que nos quita nuestros derechos. La cultura dominante educa devaluando a las mujeres, representándolas como seres inferiores, burlándose de ellas. Sobre esa base se construye el machismo chapín, la fuerza bruta que mantiene a este sistema destructor.

Entender por qué son así las relaciones sociales, hacernos conscientes de nuestro lugar en el mundo y asumir nuestros derechos, nos permite salir del abatimiento y la sumisión. Es indignante darte cuenta que estas cosas suceden como resultado de políticas de exclusión y violencia prolongadas. Y más aún, ver que los crímenes se cubran de impunidad, como queriendo darnos a entender que eso es así, que no tiene chapuz.

Me uno a quienes exigen a las autoridades de gobierno que den información acerca de por qué y cómo llegaron las niñas allí; quiénes son los responsables, no solo de la matanza, sino de todos los horrores que les infligieron durante años. Es imperativo que el Ministerio Público dé información sobre los avances en sus investigaciones. ¡No podemos esperar toda una vida para que lleven a los culpables ante la justicia!

El presidente que asumió un puesto para el que no da la talla, tiene que decirnos qué piensa hacer con la corrupción que inunda al Estado, cómo piensa enfrentar las graves carencias que padecen la niñez y la juventud, él personalmente, tiene la responsabilidad de tomar medidas para resolver un problema de graves proporciones.

En estos días aciagos, en que la muerte ha oscurecido el panorama, con el añadido del asesinato de la artista revolucionaria Concha Deras, hemos pasado de la desolación profunda y la impotencia, al asco, al repudio y al rechazo hacia este sistema de violencia. Los sentimientos, como formas de percibir y vivir el mundo, que provienen y actúan sobre la realidad, son dinámicos y cambiantes, así como nos deprimimos, igual nos enfurecemos. La justa ira surge por agravios sufridos, se dice justa porque tiene una causa inaceptable. Cuando este sentimiento es compartido en sociedad, y se acompaña del deseo de justicia, puede mover montañas. En estas condiciones, es necesario prodigarnos cuidados, juntar fuerzas y quitarnos las piedras del corazón. Nos toca recuperar la primavera.

comentarios

11 respuestas a “Una piedra en el corazón”

  1. Chepe Ricci dice:

    Lastimosidad sesgada. En Guatemala los hombres son más discriminados porque son los que dan la cara como jefes de familia, mayoritariamente, en relación con las mujeres y se les estigmatiza, tortura y mata mucho más que a las mujeres, basta ver las estadísticas. Ya no más sesgos. La investigación sobre las niñas revelará que las cuidaban y trataban aceptablemente bien, con presupuesto suficiente; pero sin permitirles LIBERTAD (el derecho más básico); y que el incendio que orginó la “matanza” lo inició una de ellas y finalmente, que lamentablemente una mujer también, fue la se descuidó para disminuir el número de víctimas.

  2. Eugenio Arce dice:

    Tiene ud parcialmente la razón, señora: Ser mujer en Guatemala es triste y duele… y que nacer niña aquí es venir a un mundo hostil; sin embargo la evidencia documentada indica que es mucho más triste y doloroso ser hombre en Guatemala y apellidarse Pirir, Miculax o Chanchavac que ser mujer y apellidarse Cofiño, Novella o Kepfer; y el mundo es mucho más hostil con los primeros que con las segundas. Es paradójico -e igualmente doloroso- que “detalles” como estos se obvien a diario y que para los formadores de opinión sean parte del ecosistema social de este país.

  3. alicia villavicencio dice:

    El dolor en el corazón es por todos los guatemaltecos que a diario sufren, ya porque asesinaron a su padre frente a sus hijos, ya porque violaron a su hermana y la descuartizaron. Que le roben el celular y encima lo maten, que le arrebaten la cartera con el sueldo de la quincena es tan doloroso…cómo harán frente a los compromisos de los siguientes 15 días? Hay tanto sufrimiento en todos y cada uno de los ciudadanos de este país que llora sangre. Los que nos salvamos, demos una mano a quienes están ¨tirados¨ porque parece que tarde o temprano las injusticias de este país puede alcánzanos

  4. Julia Esquivel V dice:

    lA RESPONSABILIDAD ES DE TODOS Y DE CADA UNO DE LOS VARONES, NO SOLAMENTE DEL PRESIDENTE, DE CADA UNO DE LOS MONITORES, DE LAS MUJERES QUE APOYAN EL PATRIARCALISMO. COMO LA PROCURADORA, lA bALDETTI, ALGUNAS MAGISTRADAS…
    tODAS HEMOS SIDO ATROPELLADAS POR LA INSEGURIDAD DE VARONES, QUE DE HUMANOS TIENEN MUY, PERO MUY POCO

  5. alfonso villacorta dice:

    el mensaje es claro en el dia de la mujer, porque la masacre pudo ser hace un mes o dentro de uno, pero no. como que lo que hay que aprender es el reloj y calendario del crimen y castigo porque igual, las plazas fantasmas pudieron ser inmediatas al apresamiento muadi y talvez no se les “escapaba” rabbé o hace más haber apresado a puñalito, pero el mensaje también es claro: son útiles como prófugos y estorbo en la cárcel. hoy tapan la marimba de la masacre contra la mujer joven en un interminable juicio contra unos administradores (en cuenta una dama que podría ser declarada killer) mientras el crimen organizado sigue gobernando desde prisiones y reclusorios de todo tipo

  6. Chito dice:

    OTRA MULA FEMINISTA DESINFORMANDO

  7. Chito dice:

    JULIA ESQUIVEL OTRA MULA AMAESTRADA HABLANDO Y ESCRIBIENDO SANDECES.CUANDO MUERA NUNCA RESUSITARA UN CONSUELO PARA LA CIUDADANIA COSMICA.ELLA SERA COMO QUE NUNCA FUE,JUNTO CON SU PRINCIPE CALIGASTIA

  8. ...FUE UNA MUJER... QUIEN NO INVESTIGÓ LAS DENUNCIAS DE VIOLACIONES A LAS NIÑAS DE HOGAR SEGURO !! dice:

    Pues pareciera que ud está mal informada Sra. Anamaria Cofiño. Y tiene toda la razón de no conocer la realidad, pues ud sólo se informa a través de ElPeriódico y acá en este “dizque” medio de comunicación, pues se oculta la información.- Pero, para su conocimiento fue UNA MUJER, la que a pesar de que se le solicitó que hiciera una investigación de los abusos, vejámenes y violaciones a las niñas de Hogar Seguro “Virgen de la Asunción”….NO REALIZÓ NINGUNA INVESTIGACIÓN TENIENDO ELLA LA OBLIGACIÓN DE HACERLO.- Desde el mes de Octubre del año pasado se le solicitó a Thelma Aldana por escrito que realizara la investigación de los abusos que se presentaban en Hogar Seguro….pero simplemente IGONRÓ LA SOLICITUD DE INVESTIGACIÓN.- (La carta de la solicitud de investigación al MP circula en redes sociales desde la semana pasada).-

  9. alejandro rivera dice:

    Cuando el neonazi Ricci, que de chino ximpiista no tiene nada, dando tambien opiniones sesgadas. No se da cuenta que hay mas madres solteras que papas solteros, por que?, porque los zanganos solo preñan a las mujeres y despues se van a hacer hijos con otras mujeres. Tampoco se ha dado cuenta de la plantota de los monitores que cuidaban a esas adolescentes. Esos mas parecian miembros de los zetas y que no digan que nunca violaron a algunas jovencitas del hogar inseguro. Eso solo puede creerlo una mente tan incipiente como la del neo nazi.

  10. alejandro rivera dice:

    El tal chito, seguro que es miembro del barrio 18, su lenguaje de cloaca lo delata. Ese maje de plano le ha de poner a diario al crack, por eso no atina. Ya le quedan pocas neuronas en el coco. Por aquello de sus insultos, soy de hule todo lo que digas revira en contra de tu vieja a la que hago molleja y la tiro a la teja.

  11. Chepe Ricci dice:

    Este Alejandro Rivera no sabe que la foto de los pistoleros fue sacada de una red social (al buen estilo de los periodistas manipuladores de lectores ingenuos), tampoco sabe que no se ha probado que ninguno de ellos estuviera contratado el dia del incendio ni sabe que son MUJERES monitoras las que cuidaban a las niñas y, por lo tanto, a ellos no les incumbía ese asunto. El compa opina sin fundamento jalando el rábano por las hojas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *