Martes 7 Marzo 2017
Oculta

De piratas, enamorados y sibaritas

Este miércoles el Ballet de Kiev sube a escena con tres obras insignes. Destaca el vocabulario gestual fluido.

Por: Jorge Sierra

En poco más de cuarenta años, el Ballet de Kiev cumplirá dos siglos de vida. Conocido también como el Ballet Nacional de Ucrania, tiene bajo sus alas más de un centenar de bailarines trabajando, una escuela de enseñanza, dieciséis producciones al mes y un repertorio que sobrepasa las veinticuatro obras. Sí, se trata de una de las compañías de ballet más grandes del mundo. Y ahora, con ese rico legado clásico, llega a Guatemala para presentarse el miércoles 8, a las 20:00 horas en la gran sala Efraín Recinos, del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias.

Las tres obras

En esta visita al país, la compañía presentará tres notables coreografías: Scherezade, Le Corsaire y Carmina Burana. Entre los solistas que participarán esta vez se encuentran los bailarines Tetiana Holiakova, Katerina Kurchenko, Kostiantyn Pozharnytskyi, Maksum KamyshRusev y Ruslan Bentsianov.

Holiakova, por ejemplo, lleva seis años como parte de la compañía y cuatro como solista. Para quienes no lo saben, el total de solistas mujeres de la compañía es de siete. Toda esa entrega y estudio tienen ahora sus recompensas como  lo comenta la joven balletista: “A mí me han ofrecido hasta la fecha casi todos los roles femeninos y en esta gira por América interpreto a Scherezade. Scherezade es la última esposa del sultán, que logra enamorarlo para que no la mate, como lo ha hecho con las anteriores. Es una de las historias de las Las mil  y una noches, y el papel requiere de gran exigencia para lograr esa parte artística y seductora de la  historia”.

La esposa narradora

No hay que olvidar que la historia está basada en los cuentos del libro Las mil y una noches, que narra las vivencias del sultán Shahriar quien desposaba una virgen cada día y la mandaba a decapitar al día siguiente. Todo esto lo hacía en venganza, es decir, desde el día que vio el engaño de su primera esposa. Ya había mandado a matar a 3 mil mujeres cuando conoció a Scherezade. La princesa Scherezade representa la femineidad de la mujer que logra convertir al brutal califa, en un hombre. Por cierto, una analogía inspirada en el mito griego de Orfeo, de aquella frase popular: “La música amansa a las fieras”. La historia tiene como fondo esa deslumbrante y colorida orquestación, escrita por el compositor ruso Nikolái Rimski-Kórsakov.

En cuanto Le Corsaire (El corsario) resulta ser una extraordinaria pieza de ballet, adaptada del poema de Lord Byron publicado en 1814 sobre el amor que vive un pirata por una esclava. La música le pertenece a Giuseppe Verdi. Acá, la perfección del ballet, la delicadeza de la coreografía y la belleza de la música hacen sumergirse al público a un mundo de ensueño, donde el brillo de los tocados, la suavidad de las telas y la armonía de la música embelesan y hacen olvidar por un momento el mundo al que en verdad pertenecemos.

Carmina Burana

Y la tercera pieza a presentarse esa noche, será Carmina Burana. Hay que decir que es una obra basada en poemas de los siglos XII y XIII, que se conservó en un único códice encontrado en 1803 por Johann Christoph von Aretin en una abadía en Baviera. Carl Orff la compuso entre 1935 y 1936, y la basó en 24 de estos poemas.

Por último, durante esta presentación la compañía lucirá su mejor vestuario e igual las mejores imágenes que darán fe que estamos ante una de las más legendarias compañías de danza del mundo junto al Bolshoi Ballet o el Marinsky Ballet, además, altamente recomendable.

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *