Martes 14 Marzo 2017
La Columna

El futuro calcinado

Lado b

— Luis Aceituno

Que algo nos quede muy claro: el Estado de Guatemala no protege la vida y no le interesa en lo más mínimo protegerla. Que el actual Presidente afirme ufano y melodramático lo contrario, solo puede sonar a cinismo o a tontería a secas. Curioso, pero ese mismo señor Morales, a quien se le quiebra la voz jurando a la bandera o cuando en los desayunos de oración le pide a Dios por el país y sus gobernantes, fue incapaz de soltar una lágrima por las 40 niñas que murieron calcinadas en el Hogar “Seguro” Virgen de la Asunción, una institución a cargo de la Presidencia de la República, es decir a cargo suyo. Más bien, en sus apariciones televisivas, se le ha visto ausente, incapaz de mostrar un mínimo de consternación, mucho más preocupado en no perder el “empleo” que aparentemente desempeña que en las vidas humanas que se perdieron. De ahora en adelante, sin embargo, su sueño será más inquieto y su consumo de tranquilizantes (esas pastillitas que le hacen cerrar los ojos en los momentos más inapropiados) mucho más notorio. Ya no solo lo perseguirán los fantasmas de esos golpes de Estado que tanto lo atormentan, sino esos cuerpos reducidos a cenizas, esos gritos de auxilio a los que él puso oídos sordos, esas niñas que se encontraban bajo su protección directa y a las que él fue incapaz de garantizarles la vida.

Hasta el momento en que escribo esta columna, nadie sabe qué ocurrió exactamente la mañana del jueves 9 en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción. Solo que murieron 40 niñas quemadas. Todas las pesquisas apuntan a que no fue un accidente. El Presidente reconoce que hubo algo así como un fallo del sistema. Algo que tenía que ocurrir, porque nadie en su gobierno está capacitado para garantizarle protección a los casi 800 niños que se encontraban (¿recluidos?) en ese centro. Nadie. Ni la Presidencia, ni la Procuraduría General de la Nación, ni la Policía, ni los jueces, ni los trabajadores del Hogar. Ni el Estado en su totalidad. Nadie que respondiera a las alarmas que venían dándose desde 2012: Niñas y niños asesinados, violados, torturados, abusados, fugados, viviendo en condiciones inhumanas, que “comían y dormían en el mismo lugar donde defecaban”, según un informe de 2016.

Que la secretaría presidencial encargada de estos niños lleve el nombre de “Bienestar Social” y que el Hogar Virgen de la Asunción ostente el calificativo de “seguro”, solo puede hacer parte de ese gran absurdo que se llama Guatemala. Un absurdo que se vuelve sicótico y criminal. Cuando se dice que vivimos dentro de un Estado represivo, esto no se reduce al lugar común ni a una retórica izquierdista desfasada. Se habla de un Estado cuyos funcionarios solo pueden pensar en términos de castigo. Un Estado programado para reprimir y desaparecer a los ciudadanos que no encajen en el sistema. Como estos niños y niñas abusados por todos, olvidados por todos, condenados por todos al hambre, a la vejación y a la muerte casi desde su propia concepción. Todo, el país entero, convertido en cárcel y en cámara de tortura para ellos. En una maquinaria de destrucción que tritura toda esperanza de futuro. Estas niñas no querían morir, solo querían escapar del estercolero que las ahogaba, solo querían respirar y gritar su descontento y su rabia. Solo querían vivir.

comentarios

8 respuestas a “El futuro calcinado”

  1. Chepe Ricci dice:

    Las niñas no querían morir. Es ilógico pensar lo contrario. Pero conforme lo dijo el dìa del siniestro un bombero voluntario, una de ellas le pegó fuego a los colchones donde las tenían encerradas porque se habían amotinado. Elucubrar suposiciones sobre conductas criminales de empleados y directivos o funcionarios de gobierno, no tiene ninguna sustentación. Al igual que en el caso del incendio del Manicomio en 1960, solo una persona (la anciana con nombres y apellidos según la Sra. Schlessinger) que dejò encendida una plancha sobre ropa, fue la culpable; el gobierno, no. (Aunque el presidente esté aceptando culpabilidades cediendo a la presión de opiniones variopintas, infundadas, tergiversadas y mal intencionadas)

  2. alicia villavicencio dice:

    Cuando el trabajo que solicitamos y nos dan nos queda grande, somos responsables de lo que se hizo mal, o bien, directamente. La Secretaria de Bienestar Social a cargo de la presidencia, hace que todo lo que ocurra allí bueno o malo sea su responsabilidad. Si alguien decide inmolarse, es absurdo creer que quería probar qué se sentía o hacerlo por jugar una broma. Según se ha ido leyendo, las chiquillas fueron encerradas por los que ahí tenían el poder (poder que les dieron sus jefes inmediatos superiores y a estos últimos, el presidente del ejecutivo), por qué no abrieron las puertas cuando se detectó humo? Por qué no reaccionaron al ver que este humo se había convertido en fuego crepitante? Para mí es más indolente aquel que solo ve el fuego y no las razones que la produjeron.

  3. René Villatoro dice:

    El nazi Ricci, defendiendo a su presidente, lo cual no es sorprendente, ya que lo que ha venido planteando desde siempre es que “los pobres, peor si son indígenas, dejen de reproducirse como cuyos”, de manera que para su enfermizo cerebro, los niños o las niñas “que sobran” bien pueden mandarse a la pira, ¡esa es la “solución” que plantean tipos como él!. Por increíble que parezca, así hay muchos nazis que pululan por ahí, y medran en las cloacas del Estado, dejando caer todo su veneno cada vez que pueden y lo peor, hay público para escuchar sus enfermizas “ideas”, no olvidemos que estos entes ya gobernaron y dejaron de cauda miles de desaparecidos, miles y miles de muertos y cientos de pueblos arrasados, o sea que para sus enfermas y débiles mentes, 30 o 40 niñas quemadas no son más que parte de la solución, jamás el problema, y no entienden porqué hay que perseguir a los responsables, si son casi héroes de la patria. ¡Valiente país el que tenemos! si de su seno, nacen este tipo de tenebrosos personajes.

  4. alfonso villacorta dice:

    la secretaría de bienestar (sic) social ha sido históricamente una fuente de corrupción solapada y enmascarada con el altruismo, pero desde tiempos de “doña” hellen de garcia laugerud manejaban las maquínas traganiquel que han sido asociadas a mafias internacionales, luego se ha sabido de contrabandos en modalidad de donaciones que nunca llegan a los necesitados que, casualidad, también son negocios de mafias internacionales, colectas de dinero que nunca se ha sabido su verdadero fin y ahora, como algo que rompe su corrupta rutina, el sacrificio humano del que como diría el estadista berger “cosas que los pobres ya están acostumbrados”.

  5. Chepe Ricci dice:

    Villatoro: los comunistas dengziaopistas por naturaleza no somos racistas ni nazis; solo promovemos ESTABILIZAR LA POBLACIÒN, compuesta de ladinos e indígenas, como base sustancial del desarrollo del país y ponemos como ejemplo a Costa Rica, Nicaragua y El Salvador; donde la estabilizaron sin ser tachados de racistas. Es una vergûenza seguir buscando chivos expiatorios, eximiendo al hechor o hechora, como en el caso del Hogar Seguro, y antes, en la Quema de la Embajada de España (una terrorista lanzó un coctel molotov por una ventana dando contra un vidrio, rebotándole; no fue el gobierno) o el Incendio del Manicomio 1960 (realmente lo inició una anciana descuidada (Virginia Segura); no el gobierno).

  6. Chepe Ricci dice:

    Perdòn, en el caso de la embajada gachupa, cuyos tomadores tenían razones de sobra para ser escuchados protestando a traves de cualquier medio contra la espantosa dictadura sangrienta de Lucas, no quise decir una “terrorista” sino una muchacha revolucionaria o como se sea correcto decir en la jerga correspondiente. En serio pido disculpas.

  7. Julia Esquivel V dice:

    Los pobres y desamparados no cuentan, no valen, los ignora. Su dios lo puso allí en donde está y ese dios todopoderosos lo va a mantener allí a pesar que no conoce Guatemala, ignora cuál es su deber, desconoce que significa exclusión e injusticia económica y social porque él cree en el “evangelio de la prosperidad” su dios, BENDICE A LOS QUE PAGAN SU DIEZMO CON PUNTUALIDAD.
    CUANDO HABLA DE SU GOBIERNO SU ACTITUD FRENTE AL DOLOR AJENO, DEMUESTRA UNA PERSONA AUSENTE DE LA REALIDAD. vIVE EN EL LIMBO…. como alguien que vive en la luna o caído del tapanco. A sus asesores de la juntita militar les conviene que siga así, medio dormido, manipulable. Debemos supervisarlo, exigirle que cumpla con su deber, denunciar sus arbitrariedades. O cumple o que se vaya

  8. alejandro rivera dice:

    La forma en que murieron esas adolescentes es muy del agrado del neo nazi Ricci que siempre rebuzna contra la paridera, principalmente de indigenas en el area rural. Para informacion de este SS, esa madrugada habia un monton de policias en el lugar del siniestro. Ninguno intervino para quitar llave o botar la puerta o llamar a los bomberos. Un varon narro que ellos que tambien estaban encerrados como pudieron abrieron la puerta y cuando quisieron ir en ayuda, los policias los golpearon. Ese fue un crimen premeditado. El payaso reconocio en la entrevista con Fernando del Rincon que ellas estaban bajo llave. Ya dos diputados estan pidiendo investigar a Jimmy Morales. Ojala que hayan mas demandas judiciales en contra de el, pues su actitud pasiva deja mucha sospecha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *