logoep

Jueves 19 DE Enero DE 2017

BUSCAR EDICIÓN

cal
facebook twitter rss rss rss rss

There are two ways to buy Viagra: Viagra for sale by going to the common pharmacy or online. levitra for sale seriously helps in availability of brand levitra.
Investigación

Investigan sobornos en contratos de reaseguro

Juan Carlos Monzón, exsecretario privado de la Vicepresidencia, negoció con Margarita Quijada, directiva de FRS en Miami, Florida, EE. UU., el pago de sobornos millonarios para que el CHN le otorgara los contratos de reaseguro de los puertos, aeropuertos e hidroeléctricas del INDE. Al menos US$1 millón fueron para Roxana Baldetti y otro US$1 millón sería para Otto Pérez.

La salvadoreña Margarita Quijada con contactos en Londres, se encargó de los reaseguros del gobierno del Partido Patriota.


Dice un antiguo refrán “todos los caminos conducen a Roma” y en el caso de los reaseguros de la infraestructura pública en Guatemala, todos conducen (cualquiera sea el camino que se tome) hasta las oficinas de Margarita Quijada, en Miami, Florida, Estados Unidos.

Su empresa First Reinsurance Service Brokers & Consultants (FRS) mantiene el monopolio del negocio de los reaseguros en Guatemala desde la gestión de Alfonso Portillo, gracias a una red de contactos en todos los gobiernos que le han facilitado que el Crédito Hipotecario Nacional (CHN) le otorgue todos los reaseguros de los puertos, aeropuertos e hidroeléctricas públicas.

El gobierno de Otto Pérez Molina no fue la excepción: Juan Carlos Monzón Rojas, el secretario privado de la Vicepresidencia, fue el hombre clave que negoció con Margarita Quijada el pago de millonarios sobornos para que el CHN le facilitase la contratación de los reaseguros de los puertos, aeropuertos e hidroeléctricas del Instituto Nacional de Electrificación (INDE), negocios que en su conjunto generan primas que superan los US$20 millones (unos Q150 millones).

“Modus operandi”

El negocio de los seguros y reaseguros es uno de los que mayores comisiones le puede dejar a los funcionarios corruptos, si estos optan, en lugar de buscar mejores condiciones para las finanzas públicas, beneficiar sus propios bolsillos. Esto lo descubrieron los integrantes del Partido Patriota (PP) desde el principio de su gobierno, cuando se encargaron de arreglar las licitaciones de los seguros y reaseguros del Puerto Quetzal, Santo Tomás de Castilla, el Aeropuerto Internacional La Aurora, Aeropuerto Mundo Maya y las hidroeléctricas del INDE.

El seguro es un contrato por medio del cual una aseguradora se compromete, mediante el pago de una prima (suma de dinero), a indemnizar al cliente en caso se produzca un evento que dañe los bienes del asegurado. En el caso de las puertos, aeropuertos e hidroeléctricas, por ser bienes cuyo valor supera los cientos de millones de quetzales, ninguna aseguradora nacional puede correr el riesgo de asegurarlo todo (porque superan su capital) por lo que recurren a grandes reaseguradoras internacionales a quienes ceden el riesgo que asume (con el fin de deducir el monto de una posible pérdida) a cambio de compartir la prima.

Es un secreto a voces que el CHN, hasta antes del gobierno de Portillo atendía directamente a las entidades del Estado que aseguraban; pero desmantelaron su equipo de asesores y las entidades públicas empezaron a designar sus propios corredores que cobraban una comisión de hasta 15 por ciento de la prima, en muchos casos sin prestar mayor servicio o asesoría, y estos luego de cobrar al CHN su comisión la compartían con el funcionario que los designó. En el caso de los reaseguros, como el CHN no tiene la facilidad de negociar directamente con las grandes reaseguradoras internacionales, recurre a un bróker autorizado por el mercado de Lloyds, Inglaterra, donde opera el sindicato de las mayores reaseguradoras del mundo (en los últimos años ha sido Margarita Quijada) quien recibe comisión sobre el valor del reaseguro.

De acuerdo con las declaraciones brindadas dentro del caso Cooptación del Estado, Monzón habría declarado al Ministerio Público (MP) y a la CICIG cómo se gestó el negocio de los seguros y reaseguros del CHN que le habrían generado sobornos por al menos US$2 millones a la entonces vicepresidenta Roxana Baldetti, así como al presidente Otto Pérez Molina.

Monzón mencionó a Margarita Quijada, una salvadoreña residente en Miami, Florida, EE. UU., que desde el gobierno de Alfonso Portillo tomó el control del negocio de los reaseguros en Guatemala, gracias a sus contactos en las grandes reaseguradoras internacionales y a sus leales funcionarios en el CHN y en los distintos gobiernos a quienes agasajaba con viajes todo pagado a Miami y a Londres para conocer el negocio de los reaseguros.

El primer encuentro

Según la declaración, Monzón fue presentado con Quijada por Gustavo Díaz, gerente del CHN. Díaz es hijo del coronel Gustavo Díaz López, a quien el expresidente Otto Pérez guarda un especial agradecimiento por su colaboración en el caso del asesinato del exguerrillero  Bámaca. Díaz López habría ayudado a Pérez Molina a desvanecer la acusación en su contra.

El agradecimiento de Pérez a Díaz fue que defendió a su hijo para mantenerlo como gerente del CHN, cuando Baldetti y Monzón intentaron destituirlo. Todo ocurrió durante un viaje al extranjero de Pérez Molina, Baldetti le ordenó a Monzón solicitarle la renuncia a Díaz para nombrar a alguien afín a sus negocios. Díaz aceptó renunciar pero pidió tiempo para presentarle su carta a la Junta Directiva. El día lunes, la Junta Directiva del CHN conoció la carta de renuncia de Díaz y la aceptó, pero el presidente Pérez Molina ya había regresado al país y se enteró de la renuncia, ordenó a la Junta Directiva del banco que no la aceptaran.

A Roxana Baldetti no le quedó otra que nombrar al auditor Wenceslao Lemus, un conocido de Juan Carlos Monzón, como presidente del CHN, pero era Gustavo Díaz quien mantenía el control de las operaciones diarias del banco desde su puesto de gerente general.

Estos roces no afectaron los negocios de reaseguros, pues Díaz mantenía una buena relación con Quijada desde hacía varios años y podían pactar los contratos sin ningún problema.

El papel de Quijada es, por decirlo de una forma, asegurar las pólizas que dan la mayoría de aseguradoras del país cuando aseguran bienes de gran valor que superan su capital. Por ejemplo, cuando una persona sufre un accidente y cobra su seguro, la aseguradora a la que el accidentado contrató para garantizar su protección cubre los gastos, pero no los absorbe del todo. Esta paga una cuota a una reaseguradora más grande para que absorba parte de la pérdida. Intermediar es el papel de Quijada y sus clientes no son pequeños conductores, sino las aseguradoras y los gobiernos. Las comisiones en este negocio son millonarias.

Entre las reaseguradoras que trabajan con Quijada están  Unity Re, Swiss Re, Allianz Global, Hannover Re, XL Re, Axis Re, General Insurance Company, Scweizerische Nationale Vers, Best Meridian Insurante, SCOR, Istmo, Barent Re, AIG Mexico, entre otras.

Un pacto de US$1 millón

De acuerdo con las declaraciones, Monzón y Quijada acordaron una comisión por US$1 millón por el reaseguro del Aeropuerto Internacional La Aurora, este monto sirvió, según las investigaciones, para que Baldetti comprara el edificio Valser, en la 6a. avenida de la zona 9.

El encargado de entregar la coima a Monzón fue Raúl Castillo, un corredor de seguros vinculado al caso Cooptación del Estado. Castillo fue dejado en libertad por el juez Miguel Ángel Gálvez, pese a ser uno de los representantes de Quijada en Guatemala.

En el caso de las portuarias, Puerto Quetzal y Puerto Santo Tomás de Castilla, Monzón intentó hacer lo mismo cuando Pérez Molina y Baldetti le dieron el control sobre dicha entidad en 2013, pero resulta que el interventor Allan Marroquín ya se le había adelantado y en 2012 negoció el seguro del Puerto Quetzal por dos años, por lo que debió esperar que venciera.

Para abril de 2014, Monzón empezó las negociaciones con Quijada para contratar el nuevo seguro de las portuarias. Para congraciarse con este, la corredora de reaseguros les ofreció un viaje con todo pagado a Londres, Inglaterra, en donde conocerían el mercado de Lloyds, Inglaterra, el mayor centro de negocios de reaseguros a nivel global.

Cuando Monzón le informó de la invitación a Baldetti, esta le dijo que enviara a alguien más. Fue así como Monzón decidió enviar a sus amigos y operadores de negocios en los puertos, Alex Ricardo Girón Martínez y Edgar Ranferí Recinos Reyes, el Piti, en su representación. A pesar de que el viaje era todo pagado, Alex Girón cobró viáticos a la portuaria por Q22 mil, según Guatecompras.

Junto a estos viajó también Gustavo Díaz, gerente del CHN, y un acompañante de este; al llegar a Miami, los amigos le informaron a Monzón que fueron recibidos con un gran cartel con su nombre y una lujosa limosina con modelos y champagne. En Miami los esperaba una suite de lujo y los placeres que desearan estaban a su disposición, todo por cortesía de Quijada.

En Londres fueron recibidos por la misma Quijada, quien al darse cuenta de que el secretario de la Vicepresidenta no iba en la comitiva, disminuyó las atenciones.

El negocio continuó su curso, para junio de 2014 el seguro se había renovado con el CHN, quien a su vez reaseguraría en un paquete a ambos puertos, todo esto a través de Quijada. Para enero de 2015, el pago de la prima del seguro ya se había hecho en la Portuaria Quetzal, dos meses después, según los registros de Guatecompras también se hizo en Santo Tomás.

La intención de Monzón era nombrar a su amigo Herbert Alvarizaes de Grupo Cofissa como corredor de ambos puertos para que cobrara la comisión del seguro (y cobrarle a Quijada la otra comisión por el reaseguro) pero al descubrirse el caso de la defraudación aduanera conocida como La Línea en abril de 2015, debió salir huyendo y ya no se hizo el nombramiento.

“Baldetti: en el INDE no te metás”

Monzón intentó también negociar con Quijada las comisiones por el reaseguro de las hidroeléctricas del INDE y avanzó en estas, al punto que ya se había acordado hacer la transferencia de recursos a una isla del caribe, lo cual serviría para Pérez Molina.

Según las declaraciones, Baldetti le indicó a Monzón que no se metiera en ese negocio porque quien controlaba el INDE, era el ex ministro de Energía Erick Archila. La coima habría sido negociada directamente entre el ex Presidente y Quijada. El monto pactado fue de US$1 millón solo para Pérez.

“En el INDE no te metás, quien controla ahí es Archila y él ya le habló al Presidente”, le habría reclamado Baldetti a Monzón, tras lo cual este debió dejar de lado el millonario negocio.

Intentan comprar su silencio

El pasado viernes, el MP capturó a José Gerardo Martínez Búcaro y al abogado Luis Gustavo Montoya García, cuando se encontraban en un restaurante de comida rápida. A los detenidos se les incautó Q25 mil que portaban.

De acuerdo con una denuncia presentada por Juan Carlos Monzón, Martínez Búcaro le habría visitado en varias oportunidades al Centro de Detención Preventiva Pavoncito para ofrecerle US$100 mil para que no declarara en contra de varias personas, entre ellas Margarita Quijada y el negocio de los seguros con el CHN.

Martínez Búcaro es amigo de Monzón y fungió como representante legal de Representaciones Alliancee, S. A., una de las empresas utilizadas por Baldetti para adquirir varios inmuebles como una bodega y una casa en zona 13, así como dos oficinas en Zona Pradera, zona 10, y un apartamento en la zona 15.  Martínez Búcaro tenía una plaza fantasma en el Registro de Información Catastral (RIC) y tuvo plaza en el Fonades.

Alex Girón, amigo de Juan Carlos Monzón, viajó a Londres con los gastos pagados. Sin embargo, recibió viáticos de Empornac.


Investigación [email protected]

2016-10-23

Noticias relacionadas
2017-1-15

Exdirector de Caminos adquirió tres millonarios inmuebles en tres meses

2017-1-8

CIV sigue sin accionar en contra de Bioenerg, la empresa incumplida vinculada a Galdámez

2017-1-6

Cinco muertos en tiroteo en aeropuerto de Florida

2016-12-18

Gobierno prorroga contrato abierto a empresa vinculada a Juan Carlos Monzón

2016-12-11

Los millones que recibieron por pago las empresas cooptadoras en 2016

2016-12-4

Empresa del exdiputado Edgar Cristiani ha recibido contratos por Q5.2 millones

COMENTARIOS
Reglas para comentar en el foro

Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.


    Agregar su comentario



    OPINION
  • Suscripciones: (502) 2427-2323 /

    [email protected]

    (502) 2427-2323

    Ventas y Publicidad:

    (502) 2427-2332 y 33

    [email protected]

  • PORTADA

    ELPELADERO

    PAÍS

    ECONOMÍA

    OPINIÓN

    INTERNACIONAL

    DEPORTES

    DOMINGO

  • Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300