Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, lunes 07 de octubre de 2013

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    El corrido de “Guayo Cano”

    DINA FERNÁNDEZ

    No olvidemos el pecado original.

    Lo bajaron del avión para mostrarlo ante las cámaras como si fuera la reencarnación de Pablo Escobar.

     

    Custodiado por varios agentes policiales, Eduardo Villatoro, también conocido como Guayo Cano, avanzaba con dificultad sobre la pista, con las manos esposadas y los pies vacilantes. Le acompañaba su primo Edgar Waldini Herrera Villatoro, alias Wallace, quien fue detenido con él en Tuxtla Gutiérrez.

     

    El Ministerio Público acusa a Guayo Cano de dirigir una organización criminal que se hace llamar el Cartel del Golfo y opera en La Mesilla. La fiscal general, Claudia Paz y Paz, ha advertido que el MP demostrará que estos señores son los responsables de la matanza de nueve policías en la Subestación de Salcajá y de al menos otros 30 crímenes, como el asesinato de la fiscal Yolanda Olivares.

     

    La detención de Guayo Cano y Wallace tuvo todos los elementos de un episodio del Cartel de los sapos. Para comenzar, arrestaron a este capo en un hospital mexicano, donde se habría sometido a un par de liposucciones antes de iniciar cambios en la apariencia de su rostro.

     

    Sin embargo, lo más señero fueron las declaraciones de Guayo Cano. Como si escucháramos aquella canción del Ratón y el Queso, “todos saben que en este negocio no hay perdón”, “mientras aquí se dan bala, yo no sé nada, no soy soplón”, el detenido dijo en tono críptico que “sabe muchas cosas”, que teme por su vida, que los periodistas deberían rastrear con mayor acuciosidad el origen de las propiedades que se le atribuyen, y que ya sea que cante o guarde silencio, “nos van a trabar”, porque “ustedes ya saben quién anda detrás de mí”.

     

    Estos mensajes, que el gran público recibe con una curiosidad mezclada de inquietud, tienen destinatarios específicos. Es para ellos, los verdaderos jeques de las estructuras criminales del país, que estas palabras tienen un significado estratégico y operativo, que se traduce en cambios en el terreno de operaciones de los negocios ilícitos. Para el resto de nosotros, en buena medida, son parte del show.

     

    Por ahora, he escuchado diferentes especulaciones y teorías sobre la masacre de los policías en Salcajá y el llamado Operativo Dignidad, que inició el Ministerio de Gobernación a raíz de este crimen. Al recibir a Guayo Cano en la Fuerza Aérea, el jefe de la cartera, Mauricio López Bonilla, dio por concluido este capítulo que, 83 días después, culmina con el arresto de 18 personas.

     

    Que las autoridades hayan sido capaces de desarticular esta banda, es de felicitar. Resulta evidente que cuando quieren, es posible identificar, seguir y detener a una estructura criminal. Que tengan la evidencia para procesar con éxito a estas personas y conseguir condenas está todavía por verse. En esa tarea deben concentrarse ahora, pues capturas sin juicios sólidos solo sirven para acumular primeras planas, no para bajar los índices de criminalidad.

     

    Pero más allá del ruido mediático y los prospectos de juicio, lo que preocupa en este caso son las verdaderas motivaciones de las autoridades. No hay que olvidar que la génesis de la matanza de Salcajá parte de un pecado original: un tumbe que policías del área habría hecho, en perjuicio del llamado Cartel de La Mesilla.

     

    En otras palabras, policías le robaron a ladrones, los ladrones se vengaron y ahora las autoridades los castigan. Esa parte inicial –la complicidad, connivencia o incluso alianza– entre narcos y autoridades es lo más preocupante de todo este episodio. Nada que no sepamos. Pero eso es lo que al final pone en peligro la viabilidad institucional del país.

    DINA FERNÁNDEZ

    6 octubre 2013

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER
    OPINION
    JOTA C

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    Intolerancia

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251240/

    ¿Qué puede aprender Latinoamérica del Mundial de fútbol?

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251239/

    Esa imperceptible cosa llamada desigualdad

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251238/

    Bipartidismo legislativo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251237/

    El vacío de poder en Gaza

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251236/

    Contraloría de Cuentas

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251235/

    La otra cara del caudillo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251234/

    Treinta meses después…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251189/

    Democracia simulada

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251174/

    El impacto de los procesos de urbanización

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251173/

    ¿Guardias o asesinos?

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251172/

    PP y Lider: una señal

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251170/

    Olas de niños migrantes: si ponemos las cosas en su lugar…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251169/

    El país de los absurdos

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251168/

    El entendimiento mutuo y el respeto

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251167/

    Consumo de Internet crece en toda Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251166/

    Más huevón

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251165/

    El Mundial de la FIFA

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251109/

    “CaradeHacha” y la carretera al Atlántico

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251108/

    El peor de los males

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251107/

    La inteligencia artificial (IA), ¿el invento final?

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251106/

    Guatemala en riesgo a país seguro

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251105/

    Educación con Calidad

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251067/

    Israel y Hamas no son lo mismo

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251066/

    El oscuro testaferro

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251065/

    ¿Terminaremos todos en la cárcel?

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251064/

    ¿Funcionará el banco de los BRICS?

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251063/

    La sanción de la víctima

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251062/

    Norberto Bobbio

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251061/

    América Latina en el fútbol y en la geopolítica global

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251060/

    Superhéroes migrantes

    Publicado:(2014-07-17)

    /es/20140717/opinion/250986/

    Los niños en la teoría del “globo”

    Publicado:(2014-07-17)

    /es/20140717/opinion/250985/

    ¿Qué es la Cultura Tributaria?

    Publicado:(2014-07-17)

    /es/20140717/opinion/250984/

    Varios temas de actualidad

    Publicado:(2014-07-17)

    /es/20140717/opinion/250983/