Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, viernes 23 de marzo de 2012

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    ¡Escucharé más!

    César A. García E.

    Dos de mis  amigos son medio sordos  y los he querido así.

    Dos médicos jóvenes, pero visiblemente muy calificados y con muy buenas referencias, me veían de forma esquiva, mientras revisaban la audiometría que recién me habían hecho. Llegué a la consulta, porque sentía un tapón horrible en mi oído derecho, lo cual es realmente molesto y me impide trabajar con comodidad… usar –últimamente– ese oído
    –cincuenta años usado y considerado, hasta hace poco, como “el más afinado”– es ahora sumamente incómodo, de manera tal que desde semanas atrás me estoy acostumbrado al uso de mi oído izquierdo.

     

    Aunque había sentido una pérdida importante, en mi capacidad auditiva en mí oído derecho, lo cual descubrí, gracias un vecino de esos “purruneros” que no tienen vida… al menos que atormenten a sus colindantes… cada fin de semana, nunca le habría prestado mayor atención, si esa sensación de taponamiento no se hubiese hecho presente. Recuerdo que cada vez que el vecino –quien felizmente ya se mudó– celebraba, yo me recostaba sobre mi oído izquierdo y el derecho era incapaz de escuchar con toda la intensidad el ruido… así que podía descansar un rato. Ello mientras –inconsciente– me daba vuelta y entonces el ruido lo percibía en toda su magnitud por mi oído izquierdo… despertándome molesto.

     

    Pues bien, finalmente, luego de mucho tiempo fui al médico… y vuelvo a la escena del inicio. Allí estaban esos jóvenes profesionales, teniéndole que decir a un –para ellos– viejo que había perdido el cincuenta por ciento de su oído derecho… y que era un hecho irreversible… más incómodo les resultaría sugerirme que –de seguir el deterioro– debería usar un aparato. Intuitivo como soy, les ayudé y animándoles les dije: “Disparen… no tengan pena, según yo he perdido como la mitad de mi oído derecho ¿es cierto?” Sí… respondieron ellos de forma instantánea, en ambos tiene pérdida pero el peor es el derecho… subrayando que el daño era irreversible y debían verme dentro de un año para evaluar la evolución y si era necesario un aparato. Sobre el molesto tapón, no se trataba –como estaba seguro– de falta de asepsia, sino de mucosidad en la Trompa de Eustaquio, con motivo de mi alergia crónica… la cual no se puede extraer y debe drenar, con ayuda de medicamentos nasales.

     

    Salí agradecido de que la cosa no fuera –desde mi perspectiva– tan grave, aunque en el carro, camino a casa me entristecí un ratito… pues me tocaba aceptar un achaque más de esos que la edad inexorablemente nos va presentando, con los que hay que vivir y es menester hacerlo con fe y optimismo. Dos de mis más queridos amigos son medio sordos y les he querido siempre –y ellos a mí– con todo y sus aparatos… cada vez menos visibles. Antes de llegar a casa, decidí lo mismo que cuando me informaron –hace años– que tenía miopía, luego astigmatismo y finalmente presbicia… resolví valorar más mis ojos que para mí funcionan muy bien… ahora decido –aunque oiga menos– escuchar más… y doy gracias a Dios porque me permite hacerlo. ¡Piénselo!

    César A. García E.

    22 marzo 2012

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    Doble tributación

    Editorial

    Acoso escolar

    Roberto Moreno y Karin Padilla de Arroyave (*)

    Frutos de una interpelación

    Gustavo Berganza

    Ejercicio del Poder

    Álvaro Castellanos Howell

    Perdedor de la semana

    Juan Luis Font

    ¡Escucharé más!

    César A. García E.

    El valor de la vida

    Luis Figueroa

    OPINION
    JOTA C

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    La letra “R”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251304/

    Comentarios… ¡Ánimo Ejército!

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251303/

    El rincón de Casandra

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251302/

    China pisa fuerte en Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251301/

    Cuando la mentira y las argucias imperan

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251300/

    Despenalización de las drogas: un camino posible

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251299/

    El futuro es hoy

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251242/

    ISR: ¡El “Muso” tenía razón!

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251241/

    Intolerancia

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251240/

    ¿Qué puede aprender Latinoamérica del Mundial de fútbol?

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251239/

    Esa imperceptible cosa llamada desigualdad

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251238/

    Bipartidismo legislativo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251237/

    El vacío de poder en Gaza

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251236/

    Contraloría de Cuentas

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251235/

    La otra cara del caudillo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251234/

    Treinta meses después…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251189/

    Democracia simulada

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251174/

    El impacto de los procesos de urbanización

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251173/

    ¿Guardias o asesinos?

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251172/

    PP y Lider: una señal

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251170/

    Olas de niños migrantes: si ponemos las cosas en su lugar…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251169/

    El país de los absurdos

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251168/

    El entendimiento mutuo y el respeto

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251167/

    Consumo de Internet crece en toda Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251166/

    Más huevón

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251165/

    El Mundial de la FIFA

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251109/

    “CaradeHacha” y la carretera al Atlántico

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251108/

    El peor de los males

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251107/

    La inteligencia artificial (IA), ¿el invento final?

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251106/

    Guatemala en riesgo a país seguro

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251105/

    Educación con Calidad

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251067/

    Israel y Hamas no son lo mismo

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251066/

    El oscuro testaferro

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251065/

    ¿Terminaremos todos en la cárcel?

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251064/