Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, martes 20 de marzo de 2012

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    ¿Quiénes somos en Guatemala?

    Martín Rodríguez Pellecer

    Abramos nuestras cabezas para la manifestación campesina.

    Tras discutir sobre los mensajes que apelan al nacionalismo, esta semana sí que nos podemos meter de lleno al tema con dos detonantes. No tenemos un libro de historia en las escuelas de Guatemala. Y el Estado no refleja la cultura de la mitad de la población de ascendencia maya, que viene en miles a manifestar a la capital la próxima semana para reivindicar derechos.

     

    En Guatemala nos hemos descrito casi siempre desde 1871 como una nación (única) ladina, no indígena, o más bien antiindígena. Solo los unionistas de hace un siglo, la Revolución de Octubre y los Acuerdos de Paz pusieron sobre el tapete la necesidad de construir una identidad nacional porque ni lo ladino ni lo indígena pueden abarcar por sí solos lo universal de lo guatemalteco. Como en el resto del planeta, no hay suficientes países para grupos étnicos y tenemos que construir naciones diversas.

     

    Nosotros, la primera generación de adultos después de la firma de la paz, no hemos tenido la oportunidad de debatir sobre quiénes somos. Hace 30 años que hace aguas la tontera de creer que este país es ladino y que sus símbolos patrios nos representan a todos, con su bandera e himno decimonónicos, o su idioma único (los científicos han demostrado que los bilingües somos más inteligentes). El gobierno de Otto Pérez, como casi todos los militares del siglo XX, parece creer que este es un país ladino.

     

    Así como desde mediados del siglo pasado los indígenas revalorizan su identidad al resaltar ascendencia maya, yo también revalorizo mi identidad mestiza al resaltar sus componentes mayas, y los de muchos héroes y aportes mestizos y criollos de mi país. Y quisiera cambiar en algo nuestra bandera, actualizar nuestro himno, que hayan traductores en el Estado o que todos los niños de hogares hispanoparlantes aprendan en la escuela y el colegio además de español e inglés, un idioma maya.

     

    Lo bueno es que no tenemos que reescribir la historia que enseñamos en las escuelas, porque solo tenemos que escribirla. Un reportaje de Oswaldo Hernández en Plaza Pública muestra que no hay un libro de historia nacional (no digamos ya un curso) y que los maestros tienen que comprar libros de editoriales privadas que obvian hasta que en la reforma liberal hubo expropiaciones a indígenas o trabajo forzado.

     

    Nos queda mucho camino. Bien podríamos empezar cuando nos recordemos la próxima semana que este país es de todos, tan de los mestizos en camioneta o en carro como de los mayas que van protestando a pie. Y que ellos no son la estupidez de “terroristas desestabilizadores”, sino solo guatemaltecos que están hartos de nuestra máxima orweliana que dice que en esta granja todos los animales somos iguales, pero hay unos animales más iguales que otros.

    Martín Rodríguez Pellecer

    19 marzo 2012

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    ¿Quiénes somos en Guatemala?

    Martín Rodríguez Pellecer

    Simulación

    José Miguel Argueta

    Ciudadanías diferenciadas

    Gustavo Berganza

    La marcha campesina

    Miguel Ángel Albizures

    No estamos solos

    Acisclo Valladares Molina

    “Los no vulnerables”

    Marta Altolaguirre

    Reformas institucionales

    José Alejandro Arévalo Alburez

    El desaire de EE.UU. a Brasil

    Andrés Oppenheimer

    OPINION
    JOTA C
    ENCUESTA
    ¿Cree usted que despenalizar el tránsito y consumo de droga en Guatemala, ayudará a la lucha contra el narcotráfico?

    44%: Si
     
    55%: No
     

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    Comentarios… ¡Ánimo Israel!

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251658/

    El rincón de Casandra

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251657/

    La ofensiva de Brasil contra Israel

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251656/

    Alentador mensaje

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251655/

    El holocausto palestino

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251654/

    El socialismo del siglo XXI en caída libre

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251653/

    Si se quiere se puede

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251626/

    Más impuestos: Falsa salida

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251625/

    Dos Estados distintos

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251624/

    Nuestra presencia en el primer encuentro internacional

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251622/

    Violencia al volante; muerte segura

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251611/

    El cisne negro de las elecciones institucionales

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251610/

    Los niños como víctimas, venden

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251609/

    2 de agosto de 1954

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251608/

    Tiempos de cambios profundos

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251575/

    Derecho de resistencia del pueblo

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251566/

    El costo de postergar indefinidamente

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251565/

    Sonrisas presidenciales

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251564/

    Negarnos el desarrollo

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251563/

    ¿Cómo así de que hay que penalizar la migración?

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251562/

    IV Congreso Nacional de Pueblos, Comunidades y Organizaciones

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251561/

    Guatemala mejora su desarrollo humano

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251560/

    Las marcas acompañaron a los equipos

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251559/

    Un minuto

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251558/

    Lecciones del Mundial

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251499/

    La bomba de tiempo

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251498/

    Por un modelo para la vida

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251497/

    ¿El fin de la historia?

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251496/

    Los beneficios de la tercerización de los servicios de TI

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251495/

    ¿Invertimos suficiente?

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251442/

    Que concluya el golpe de Estado

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251441/

    La estructura del soborno

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251440/

    Horror

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251439/

    La Corte Internacional Anticorrupción

    Publicado:(2014-07-25)

    /es/20140725/opinion/251438/