Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, lunes 19 de marzo de 2012

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    Masa crítica

    MARCELA GEREDA

    Es necesario ser muchos para lograr cuestionar cómo son las cosas y lograr cambios en la sociedad.

    En muchas ciudades del planeta se gesta un intento por sustituir el transporte que requiere combustible por las bicicletas. Masa Crítica es una "celebración ciclista" mundial nacida en San Francisco, California, que reivindica el derecho de habitar las calles en bicicleta.

     

    En Guatemala esta celebración se reúne cada mes. Su nombre hace referencia al número de individuos involucrados en un fenómeno a partir del cual este adquiere una dinámica propia que le permite sostenerse y crecer por sí misma. Su punto de partida es que se pueden realizar ciertas transformaciones sociales cuando se es una Masa Crítica.

     

    Así como hace falta ser una masa en bicicleta para que los automovilistas estén concientes del ciclista, también es necesario ser muchos para lograr cuestionar cómo son las cosas y lograr cambios dentro de la sociedad. Uno de los ejercicios que más apreciaba y disfrutaba cuando estudié en el Colegio Monte María era el de dividir la clase en dos grupos para debatir. Un grupo debía defender a los judíos y otro a los nazis, por ejemplo. No importaba si uno estaba en contra o a favor. La cuestión, entonces, era aprender a debatir. A discutir con ideas y argumentos. En nuestro juego los argumentos debían ser con crítica histórica que aportara y enriqueciera el debate para intentar ser una masa crítica.  ¿Podemos imaginar un ejercicio en nuestro país en el que los hinchas de los Cremas defiendan a los Rojos y los Rojos a los Cremas, o uno en el que los católicos defiendan a los evangélicos y viceversa?

     

    En 1642, Galileo Galilei fue silenciado por la Inquisición al notar y decir la centralidad del Sol y del movimiento de la Tierra alrededor del él. "Y sin embargo se mueve", les contestó Galileo. Más de un siglo después se obtuvo la primera prueba experimental del heliocentrismo.

     

    Fue durante la Edad Media cuando se discutió que la risa era propia de los hombres y que Cristo no reía. Hoy sabemos que la risa recuerda la imperfección del mundo y a través de ella transformarle y renovarle. Sin contar que la risa nos hace ejercitar todos los músculos de la cara.

     

    En 2005, la serie de caricaturas publicadas por un diario danés representando al Profeta Mahoma y satirizando al fundamentalismo islámico despertaron la cólera en el mundo musulmán. "¡Decapiten a los que insulten el Islam!", manifestaron en Filipinas. No hubo entre los árabes ni entre Occidente capacidad de discusión ni de  disentir. Una turba se levantó para decir "¡aniquilemos a Occidente!".

     

    Hoy en día, las sociedades modernas y democráticas se caracterizan entre otras cosas por su capacidad de debatir. En las sociedades donde se repite que "la realidad es una e indiscutible" y en las que se evade el debate de las ideas hace falta un largo camino para convertirse en sociedades democráticas. El "arte civil del discurso’’ es una de las contribuciones más importantes de la educación al desarrollo. Ejemplo de esa capacidad de debate es la actual propuesta  centroamericana de iniciar un debate regional orientado a una eventual legalización de la producción y comercialización de las drogas, actualmente prohibidas. Necesitamos debatir sobre nuestro futuro, sobre lo que somos y también sobre aquello en lo que nos podemos convertir. En la reciente reunión de la Comisión Global Sobre Políticas de Drogas, se debatió: "¿Vamos a seguir poniendo nosotros tantos muertos porque ellos no sean capaces de discutir el problema?"

     

    Si la Iglesia dogmática y oscura de la Edad Media prohibió los libros y la circulación de las ideas, vemos hoy cómo la Iglesia está apoyado el debate de la legalización de las drogas. "Apoyamos aquello que sea mejor para la vida, y la respuesta no es penalizar o despenalizar la droga, no puede ser así. Debemos saber bajo qué circunstancias morirán menos personas", expresó el arzobispo Julio Vian. ¿Nos atreveríamos a ver que la realidad es múltiple e inacabable?, ¿podemos defender la libertad de las ideas y la libre circulación del pensamiento?, ¿nos atreveremos a formar una Masa Crítica para ejercer la radicalidad del criterio al cuestionar por qué las cosas son como son y no de otra manera?, ¿cómo podríamos soltar las ideas para liberarlas y fundar una sociedad transparente y verdaderamente democrática?

    MARCELA GEREDA

    18 marzo 2012

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    La nación indígena

    JUAN LUIS FONT

    La fábula de la nutria

    DINA FERNÁNDEZ

    No somos terroristas I

    IRMALICIA VELÁSQUEZ NIMATUJ

    Masa crítica

    MARCELA GEREDA

    La de nunca acabar

    EDITORIAL

    Criminalización de adolescentes

    MARIO FUENTES DESTARAC

    ¿Empleo por decreto?

    HUGO MAUL R.

    OPINION
    JOTA C

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    Una posible solución para la crisis

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251375/

    De importancia capital

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251374/

    Hablando franco

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251373/

    No debemos callar

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251372/

    Pero… ¡Qué Fiscal tenemos!

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251371/

    Burocracia versus modernización

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251370/

    “Belcebú”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251320/

    El buen desempeño económico y la seguridad

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251305/

    La letra “R”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251304/

    Comentarios… ¡Ánimo Ejército!

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251303/

    El rincón de Casandra

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251302/

    China pisa fuerte en Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251301/

    Cuando la mentira y las argucias imperan

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251300/

    Despenalización de las drogas: un camino posible

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251299/

    El futuro es hoy

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251242/

    ISR: ¡El “Muso” tenía razón!

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251241/

    Intolerancia

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251240/

    ¿Qué puede aprender Latinoamérica del Mundial de fútbol?

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251239/

    Esa imperceptible cosa llamada desigualdad

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251238/

    Bipartidismo legislativo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251237/

    El vacío de poder en Gaza

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251236/

    Contraloría de Cuentas

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251235/

    La otra cara del caudillo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251234/

    Treinta meses después…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251189/

    Democracia simulada

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251174/

    El impacto de los procesos de urbanización

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251173/

    ¿Guardias o asesinos?

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251172/

    PP y Lider: una señal

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251170/

    Olas de niños migrantes: si ponemos las cosas en su lugar…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251169/

    El país de los absurdos

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251168/

    El entendimiento mutuo y el respeto

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251167/

    Consumo de Internet crece en toda Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251166/

    Más huevón

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251165/

    El Mundial de la FIFA

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251109/