Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, lunes 21 de marzo de 2011

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    Claves del Polochic

    Juan Luis Font

    Torres y Colom dejan clara su lealtad al sistema.

    La esposa del Presidente recibió al empresario Carlos Widmann en sus oficinas.


    Su objetivo era dejar bien claro que ella no estaba detrás de las invasiones de tierras en el valle del río Polochic, Alta Verapaz, a donde se trasladó el ingenio Guadalupe en 2005 para producir azúcar, melaza y energía eléctrica a partir de biomasas, no etanol. Diecisiete fincas de las más de 37 que el grupo agroindustrial había adquirido en la zona se encontraban ocupadas.


    Los invasores destruyeron cerca de 1,500 hectáreas de caña y pequeñas reservas de bosque. Entre los grupos de campesinos circulaban volantes que aseguraban que la ocupación estaba respaldada por Sandra Torres. Los dirigentes sostenían que el gobierno pagaría las tierras para repartirlas. La esposa del Presidente hizo que el ministro de Gobernación la acompañara a la cita. Este explicó que los desalojos sólo podrían llevarse a cabo mediante orden de juez.

    La orden fue librada el 5 de febrero y le otorgó a las autoridades hasta 45 días para su cumplimiento.


    El gobierno requirió de tiempo para preparar a las Fuerzas Especiales de la Policía y mientras tanto, hizo llegar mensajes a organizaciones como el Comité de Unidad Campesina, Conic y Uvoc, para persuadirlos de abandonar de modo propio las tierras. Los llamados, sostienen las autoridades, fueron desoídos.


    Por fin se llegó al día. El propio presidente Colom impartió instrucciones. El saldo hasta hoy es de 12 fincas desocupadas y un campesino muerto.  El Estado en pleno, Ministerio Público incluido, participó –no sin reticencias – a favor del operativo. Incluso el Procurador de Derechos Humanos jugó un papel de aquiescencia, con una actitud morosa.


    Hay al menos dos lecturas de los hechos. La primera, que en medio de la agitación preelectoral, Torres –e incluso Colom– dejan clara su lealtad al sistema. La propiedad privada se hace respetar por las fuerzas de seguridad. Los detractores de la pre candidata podrán jurar que ella es una seguidora de Hugo Chávez y aspira a integrar su combo melódico, pero las imágenes de una larga columna de soldados y agentes de Policía para desalojar a los campesinos serán más elocuentes que cualquier palabra.


    La segunda lectura es más apremiante pero menos actual. Ha estado allí por siglos y en el mundo político importa poco. En el campo hay miles de personas que padecen hambre, carecen de tierras y de empleo. La fórmula de concentración de tierras y acceso a mano de obra barata vuelve a cobrar fuerza en los últimos diez años, debido a la prosperidad de la palma africana, la caña y la narcoganadería, sin que el Estado pronuncie palabra al respecto. Todos los intentos por aliviar la presión sobre la tierra han fracaso. El más reciente, el del Fondo Nacional de Tierras, rindió pocos frutos y se constituyó pronto en un gran ultraje al fisco. Hay una migración notoria del campo hacia las ciudades intermedias y estas exhiben cada vez más grandes cinturones de miseria. Hay extorsionistas que cobran a campesinos sin tierras por invadir.


    Por lo demás, no hay mayor novedad que reportar. Todo sigue más o menos como cuando don Pedro vino a civilizarnos.

    Juan Luis Font

    20 marzo 2011

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    Claves del Polochic

    Juan Luis Font

    ¿No nos da vergüenza?

    Acisclo Valladares Molina

    Costosas vacaciones

    Dina Fernández

    Las preguntas cambiaron

    Edgar Gutiérrez

    Un nuevo fundamentalismo

    Hugo Maúl R.

    Reglamento Consulta C169 (IV)

    Irmalicia Velásquez Nimatuj

    Reelección en Nicaragua

    Mario Fuentes Destarac

    OPINION

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    Claves del Polochic

    Publicado:(2011-03-21)

    /es/20110321/opinion/192770/

    Claves del Polochic

    Publicado:(2011-03-21)

    /es/20110321/opinion/192770/

    Claves del Polochic

    Publicado:(2011-03-21)

    /es/20110321/opinion/192770/

    Claves del Polochic

    Publicado:(2011-03-21)

    /es/20110321/opinion/192770/

    Claves del Polochic

    Publicado:(2011-03-21)

    /es/20110321/opinion/192770/

    El futuro es hoy

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251242/

    ISR: ¡El “Muso” tenía razón!

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251241/

    Intolerancia

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251240/

    ¿Qué puede aprender Latinoamérica del Mundial de fútbol?

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251239/

    Esa imperceptible cosa llamada desigualdad

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251238/

    Bipartidismo legislativo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251237/

    El vacío de poder en Gaza

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251236/

    Contraloría de Cuentas

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251235/

    La otra cara del caudillo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251234/

    Treinta meses después…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251189/

    Democracia simulada

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251174/

    El impacto de los procesos de urbanización

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251173/

    ¿Guardias o asesinos?

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251172/

    PP y Lider: una señal

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251170/

    Olas de niños migrantes: si ponemos las cosas en su lugar…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251169/

    El país de los absurdos

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251168/

    El entendimiento mutuo y el respeto

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251167/

    Consumo de Internet crece en toda Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251166/

    Más huevón

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251165/

    El Mundial de la FIFA

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251109/

    “CaradeHacha” y la carretera al Atlántico

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251108/

    El peor de los males

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251107/

    La inteligencia artificial (IA), ¿el invento final?

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251106/

    Guatemala en riesgo a país seguro

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251105/

    Educación con Calidad

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251067/

    Israel y Hamas no son lo mismo

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251066/

    El oscuro testaferro

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251065/

    ¿Terminaremos todos en la cárcel?

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251064/

    ¿Funcionará el banco de los BRICS?

    Publicado:(2014-07-18)

    /es/20140718/opinion/251063/