Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, martes 02 de febrero de 2010

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    Los Valores Morales

    Harold Caballeros

    El imperio donde estos valores reinan.

    Los acontecimientos recientes en torno a la captura de un ex-presidente de la República, resultado del trabajo conjunto del Ministerio Público, la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) e incluso un Fiscal Federal del Estado de Nueva York, Estados Unidos, han sacudido a la sociedad guatemalteca. Sin entrar a especular sobre el proceso jurídico, ni sobre cómo este podría terminar, quiero subrayar el hecho de que la impunidad ha sufrido un golpe decisivo.  Como sucedió en Corea del Sur, donde tres ex-presidentes fueron a la cárcel acusados de corrupción, y en Costa Rica, donde sucedió lo mismo con dos ex-presidentes, hoy en Guatemala celebramos un nuevo amanecer en la búsqueda de la justicia.


    Se trata de la oportunidad ideal para dar inicio al rescate moral de nuestro país. No cabe duda que en la sociedad guatemalteca existen valores morales que deben sobreponerse a los antivalores que tanto daño nos hacen. Si usted observa, el clamor de todas las opiniones, tanto las que están a favor, como las que están en contra, es la búsqueda de la verdad y de la justicia. Todos los guatemaltecos queremos lo mismo: que se haga justicia. Para lograrlo necesitamos, queremos y exigimos un Estado de Derecho sostenido por la ley y por los valores morales. Hago énfasis en que no basta uno sin el otro. Ni es suficiente la ley, que puede ser quebrantada una y otra vez cuando reinan los antivalores, ni es suficiente tener valores si no existe la aplicación uniforme de la ley.  Esta combinación de la cultura y las instituciones es lo que levanta a un país. Guatemala está en el momento indicado para hacer un alto y decidirse por una cultura de respeto a la vida, respeto a la ley y respeto a las instituciones.


    Por el otro lado, también es el momento propicio para que las instituciones reflejen ese deseo del cambio de la cultura de la impunidad y la corrupción, a la cultura de la honestidad y el servicio público. Este momento ha llegado para Guatemala, esta es la oportunidad para el punto de inflexión. Es hora que todos los ciudadanos cerremos filas alrededor de conceptos como el debido proceso, el imperio de la ley y por supuesto, la justicia.  Si la sociedad adquiere la responsabilidad y el compromiso de iniciar la reconstrucción del Estado de Derecho, tendremos futuro. Será una tarea difícil, pero es nuestra prioridad. Recordemos que la CICIG no estará acá para siempre. El futuro está en nuestras manos.

    Harold Caballeros

    1 febrero 2010

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    Los Valores Morales

    Harold Caballeros

    El precio que Taiwán paga

    Gustavo Berganza

    El encarcelamiento de Alfonso Portillo

    Fernando Andrade Díaz-Durán

    El Presidente

    José Alejandro Arévalo Alburez

    ¡A cualquier distancia!

    Acisclo Valladares Molina

    ¿Un bloque antiChávez?

    ANDRÉS OPPENHEIMER

    La corrección política

    Marta Altolaguirre

    2010, año contra la impunidad

    Miguel Ángel Albizures

    OPINION
    JOTA C
    ENCUESTA
    ¿Cree usted que despenalizar el tránsito y consumo de droga en Guatemala, ayudará a la lucha contra el narcotráfico?

    44%: Si
     
    55%: No
     

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    El docente, una variable vinculante de la educación

    Publicado:(2014-07-31)

    /es/20140731/opinion/251712/

    La crisis migratoria

    Publicado:(2014-07-31)

    /es/20140731/opinion/251711/

    ¿Sed de almas… o de aplausos?

    Publicado:(2014-07-31)

    /es/20140731/opinion/251710/

    Estamos en manos de las Comisiones de Postulación

    Publicado:(2014-07-31)

    /es/20140731/opinion/251709/

    Un Congreso social y democrático

    Publicado:(2014-07-31)

    /es/20140731/opinion/251708/

    Cazadores de ambiciones

    Publicado:(2014-07-31)

    /es/20140731/opinion/251707/

    “Mi Gobierno”

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251660/

    Hablar de Gaza

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251659/

    Comentarios… ¡Ánimo Israel!

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251658/

    El rincón de Casandra

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251657/

    La ofensiva de Brasil contra Israel

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251656/

    Alentador mensaje

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251655/

    El holocausto palestino

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251654/

    El socialismo del siglo XXI en caída libre

    Publicado:(2014-07-30)

    /es/20140730/opinion/251653/

    Si se quiere se puede

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251626/

    Más impuestos: Falsa salida

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251625/

    Dos Estados distintos

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251624/

    Nuestra presencia en el primer encuentro internacional

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251622/

    Violencia al volante; muerte segura

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251611/

    El cisne negro de las elecciones institucionales

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251610/

    Los niños como víctimas, venden

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251609/

    2 de agosto de 1954

    Publicado:(2014-07-29)

    /es/20140729/opinion/251608/

    Tiempos de cambios profundos

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251575/

    Derecho de resistencia del pueblo

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251566/

    El costo de postergar indefinidamente

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251565/

    Sonrisas presidenciales

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251564/

    Negarnos el desarrollo

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251563/

    ¿Cómo así de que hay que penalizar la migración?

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251562/

    IV Congreso Nacional de Pueblos, Comunidades y Organizaciones

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251561/

    Guatemala mejora su desarrollo humano

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251560/

    Las marcas acompañaron a los equipos

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251559/

    Un minuto

    Publicado:(2014-07-28)

    /es/20140728/opinion/251558/

    Lecciones del Mundial

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251499/

    La bomba de tiempo

    Publicado:(2014-07-26)

    /es/20140726/opinion/251498/