Temp. actual

clima
24°C

Prob. de lluvia

lluvia
80%

Compra

  • 7.68
  • dolar

    Venta

  • 7.86
  • logoep

    Guatemala, lunes 11 de mayo de 2009

    facebook twitter youtube instagram mail rss

    OPINIÓN

    Jugar con fuego

    Acisclo Valladares Molina

    El terminante emplazamiento de la ley.

    El Congreso de la República recibió de un grupo de ciudadanos –más de 70 mil– la propuesta de una reforma constitucional que debe conocerse “sin demora alguna”, tal el inequívoco mandato de la ley. Sin demora alguna quiere decir eso y no otra cosa. En otras palabras: ¡ya!

    La premura de la ley es más que comprensible por cuanto el pueblo delega la soberanía en sus autoridades pero estas se encuentran obligadas a restituírsela, al menor requerimiento. La Constitución Política de la República, pacto de paz social entre nosotros, establece que 5 mil personas pueden promover una reforma constitucional y que el Congreso debe conocerla de inmediato.

    El Congreso puede aprobar la reforma propuesta con el voto favorable de las dos terceras partes del total de diputados que lo integran y, de no obtenerse semejante votación, queda rechazada.

    Por el contrario, si la aprueba, habría de convocar al pueblo de Guatemala para que sea este quien, en consulta popular, la ratifique o la rechace.

    El movimiento ProReforma que es el movimiento cívico que la impulsa exige el cumplimiento de la ley y, en consecuencia, que el Congreso de la República la conozca de inmediato y que, si la aprueba, se convoque a la consulta popular.

    Retrasar el asunto sería jugar con fuego puesto que semejante demora sería un acto contrario a la Constitución, lo que constituye delito.

    La propuesta de ProReforma es esa y no otra y tienen razón sus personeros al afirmar que el Congreso tiene potestad para aprobarla o rechazarla, pero no para introducirle cambio alguno, lo que la vendría a hacer otra propuesta.

    Jose Rubén Zamora ha señalado que el sistema no es corregible desde adentro, opinión de la que cual me he permitido disentir. Sin embargo las inquietudes de reforma constitucional empiezan a perfilarse cada vez con mayor fuerza, siendo esta, hasta la fecha, la más estructurada. El Congreso puede aprobarla o rechazarla pero abstenerse de darle el trámite de ley sería como jugar con el mismísimo fuego.

    Se puede o no estar de acuerdo, pero debemos de exigir –graníticos– que se le dé el trámite de ley.

    Instar a su rechazo sin trámite alguno, tal y como lo sugiere una columna de favor que apareció en este medio el sábado pasado, constituye una peligrosa apología del delito ya que sería un acto contrario a la Constitución, rechazarla in limine.

    ¡Que el Congreso y, en su caso, el propio pueblo, se pronuncien!

    Acisclo Valladares Molina

    10 mayo 2009

    COMENTARIOS
    Reglas para comentar en el foro

    Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.



    Agregar su comentario
    comments powered by Disqus

    PARA LEER

    El drama de los pasantes

    Dina Fernández

    Hibridación cultural I

    Marcela Gereda

    Corto o largo plazo

    Hugo Maúl R.

    Jugar con fuego

    Acisclo Valladares Molina

    Se prohíbe estornudar

    Irmalicia Velásquez Nimatuj

    El recodo

    Edgar Gutiérrez

    Todo lo que está en juego

    Mario Fuentes Destarac

    OPINION
    JOTA C
    ENCUESTA
    ¿Cree usted que despenalizar el tránsito y consumo de droga en Guatemala, ayudará a la lucha contra el narcotráfico?
    Si
    No

    Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300

    Mas en esta seccion

    Una posible solución para la crisis

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251375/

    De importancia capital

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251374/

    Hablando franco

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251373/

    No debemos callar

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251372/

    Pero… ¡Qué Fiscal tenemos!

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251371/

    Burocracia versus modernización

    Publicado:(2014-07-24)

    /es/20140724/opinion/251370/

    “Belcebú”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251320/

    El buen desempeño económico y la seguridad

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251305/

    La letra “R”

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251304/

    Comentarios… ¡Ánimo Ejército!

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251303/

    El rincón de Casandra

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251302/

    China pisa fuerte en Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251301/

    Cuando la mentira y las argucias imperan

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251300/

    Despenalización de las drogas: un camino posible

    Publicado:(2014-07-23)

    /es/20140723/opinion/251299/

    El futuro es hoy

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251242/

    ISR: ¡El “Muso” tenía razón!

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251241/

    Intolerancia

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251240/

    ¿Qué puede aprender Latinoamérica del Mundial de fútbol?

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251239/

    Esa imperceptible cosa llamada desigualdad

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251238/

    Bipartidismo legislativo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251237/

    El vacío de poder en Gaza

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251236/

    Contraloría de Cuentas

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251235/

    La otra cara del caudillo

    Publicado:(2014-07-22)

    /es/20140722/opinion/251234/

    Treinta meses después…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251189/

    Democracia simulada

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251174/

    El impacto de los procesos de urbanización

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251173/

    ¿Guardias o asesinos?

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251172/

    PP y Lider: una señal

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251170/

    Olas de niños migrantes: si ponemos las cosas en su lugar…

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251169/

    El país de los absurdos

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251168/

    El entendimiento mutuo y el respeto

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251167/

    Consumo de Internet crece en toda Latinoamérica

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251166/

    Más huevón

    Publicado:(2014-07-21)

    /es/20140721/opinion/251165/

    El Mundial de la FIFA

    Publicado:(2014-07-19)

    /es/20140719/opinion/251109/