Domingo 12 Marzo 2017
Domingo

H2O

María Isabel Carrascosa
Sociedad de Plumas

Ilustración Víctor Matamoros > El periódico

Sin agua no somos. Lo que caracteriza a nuestro planeta Tierra es la existencia de agua, nuestro cuerpo está compuesto esencialmente de agua y, hasta hace algunos años el agua era parte de esos recursos inagotables que solo en historias de ciencia ficción podría generar guerras.

Sin embargo, el agua ya dejó de ser abundante y es en efecto la causa de muchos de los problemas sociales que sufrimos el día de hoy en el mundo. La mayoría de problemas en el mundo actual se comparten, es parte de ese fenómeno innegable que se llama globalización, pero los temas relacionados con el medio ambiente son especialmente compartidos porque los efectos son transnacionales, es decir traspasan las fronteras de los estados nación.

El uso y la protección del medio ambiente deben de ir de la mano con el desarrollo de los seres humanos y esto, ahora más que nunca, puede ser un balance complicado de alcanzar. Sin embargo, el que sea complejo y complicado no lo hace imposible y la globalización también nos brinda herramientas que permiten encontrar soluciones a problemas comunes de formas más eficientes.

El derecho comparado es un ejemplo de cómo la globalización nos presta herramientas en este caso jurídica que permite el correcto trasplante de soluciones de carácter legal o institucional así como políticas públicas de un país a otro. Esta rama del derecho consiste en el estudio de ordenamientos e instituciones extranjeras para encontrar, tomando en consideración los contextos de cada lugar y sus diferencias y similitudes, una solución que sea adaptable al contexto nacional en donde tengo un problema que resolver. El dicho popular que dice que: “no hay que inventar el agua azucarada” le queda como anillo al dedo a esta rama del derecho, pues lo que se busca es encontrar los sistemas jurídicos en donde ya se resolvió el problema o encontrar aquellos en los cuales debido a su regulación el tema no se presenta como problema para analizar si es posible replicar la idea en el país propio.

Contrario a lo que muchos piensan hacer trasplantes legales no es un copy-paste. Más bien aquellos trasplantes que se hacen pensando que la ley por sí misma es capaz de resolver los problemas son efectivamente los que fracasan, porque un trasplante realizado con el método funcional del derecho comparado busca precisamente encontrar aquellas soluciones que sean capaces de adaptarse, ajustarse y replicar los efectos positivos que la solución tuvo en otros lugares.

En Guatemala tenemos varios problemas con respecto al agua. La problemática va desde lo más obvio que es la contaminación de los ríos, lagos y manto friático, pasando por el descontrol que existe en cuanto a la creación de pozos, el desvío de ríos, el escaso acceso de agua potable, la sequía y las inundaciones. La Constitución del 85 estableció la necesidad de que el Congreso de la República emitiera una ley de agua, pero ya son más de 30 años y este tema no ha encontrado consenso.

Las leyes nos afectan a todos, pero esta en particular debería de interesarnos a cada uno pues no hay quien no se vaya a ver afectado por la misma. Guatemala no es excepcional en cuanto a los problemas con respecto a este recurso, en el mundo muchos países han pasado por el proceso de regular el uso y protección del agua. Pero eso no quiere decir que debamos tomar cualquier legislación extranjera y, sin análisis previo, hagamos un copy paste.

La primera premisa de la que se debe partir, por absurda que suene, es si la solución que estamos analizando para trasplantar fue exitosa en el país de origen y qué dificultades y críticas ha tenido. En lo que se refiere al agua su gestión y uso hay muchos modelos, unos exitosos y otros fracasados por lo que como ciudadanos debemos de estar alertas de lo que en el Congreso se discuta al respecto. Si ignoramos la evidente problemática entorno a esta materia estaremos predestinados a un caos estilo ciencia ficción, y si permitimos que los congresistas hagan copy paste de soluciones sin razonamiento alguno estaremos desperdiciando la ventaja de la globalización, que es eficientar la búsqueda de soluciones a problemas comunes.

 

Sociedad de Plumas es una red de colaboradores comprometidos con promover en las páginas editoriales el balance, el contraste y la propuesta constructiva.

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *