logoep

Martes 28 DE Marzo DE 2017

BUSCAR EDICIÓN

cal
facebook twitter rss rss rss rss

There are two ways to buy Viagra: Viagra for sale by going to the common pharmacy or online. levitra for sale seriously helps in availability of brand levitra.
Domingo

Lo bueno, lo malo y lo feo de llevar pasajeros

Entre las arterias congestionadas de la ciudad de Guatemala rondan los taxistas, ya sean glóbulos blancos que alivien la presión o un microbio más que infecta todo el sistema. Un sistema que comenzó a reconfigurarse con la llegada de Uber al país.


080117-dom-recorrido-taxis-ciudad-jdlg

Véalo de esta manera. Un hombre acepta un trabajo. Y él se convierte en ese trabajo. Hay algunos que han sido taxistas desde hace veinte años, otros desde esta semana. Noches enteras recorriendo la ciudad. Algunos no son dueños del carro, otros sí. Un pasajero vive en La Limonada. Otro es abogado y va a la Torre de Tribunales. Uno es embajador de un país lejano. Alguno lleva una bolsa de mariguana bajo el brazo. Al taxista no le importa. No hace ninguna diferencia quién sea usted, de dónde venga y hacia dónde vaya. Estos son los breves relatos de una ida en taxi a cualquier lugar.

 

La redención de los blancos

Un llavero de la Virgen se mueve al compás de las vibraciones que generan sobre el carro cada parche de las maltratadas calles. Fulgencio lleva las manos al volante como un hábito religioso. Antes de ser taxista fue vendedor, pero un accidente lo dejó sin una pierna hace pocos años. Buscó varios trabajos, pero jamás pensó en manejar un carro como sustento para su familia.

Hace cuatro años que tomó el timón de un taxi blanco. Perseguidos por la fama de peligrosos, Fulgencio reconoce que hay gente que los usa para delitos. Una vez un pasajero sacó una bolsa de mariguana para ir a dejar a un punto. Lo primero que vino a la mente de Fulgencio fueron las historias de otros taxistas que fueron detenidos porque un cliente llevaba drogas.

Tratando de no mostrar sus nervios le dijo que no podía llevarlo porque ya había quedado con un pasajero a tal hora. El hombre lo amenazó con no pagarle. Fulgencio le dijo que no importaba y el usuario se bajó. “Es un trabajo honrado siempre y cuando uno actúe de la mejor manera”. El riesgo de subir gente es una constante para el taxista, piensa Fulgencio.

En 2015 ese miedo se redujo cuando entró a Ciklo, una empresa de taxis blancos basados en una aplicación que registra a los pilotos y clientes. Fulgencio asegura que da más seguridad porque son rastreados por GPS y porque tienen registros. “El servicio mejora. Yo me siento seguro y el cliente también. Todos salimos ganando”. Llegamos a mi destino y termina la carrera de un taxista que quiere redimir a los suyos.

 

El taxista del embajador

Néstor se considera a sí mismo el anfitrión de la empresa que da la bienvenida a los clientes. Su camisa blanca y corbata nítidas no lo dejan mentir cuando abre la puerta para subir al taxi de Amarillo Express. Pensó que sería un trabajo temporal, en lo que encontraba otra cosa. Pero terminó quedándose veinte años porque le gustó la compañía y el trabajo, uno que no solo consiste en manejar.

Néstor ha tenido que hacerlas de psicólogo, juez y policía. En dos décadas sus ojos revelan incontables historias de sus pasajeros. “Uno como taxista descubre lo bueno, lo malo y lo feo”. A lo sumo, cuenta Néstor como confesión, un compañero ha tratado mal a un pasajero, “pero son cosas de personalidades. A veces nos topamos con gente difícil”.

O todo lo contrario. Una vez Néstor subió a un cliente más a quien trató con amabilidad. Días después lo llamaron de una embajada para felicitarlo por su servicio. “Me convertí en el taxista del embajador y aprendí que todos valen lo mismo”. El taxi es un modo de vida para Néstor. Sobreviviente del Cambray II que quedó soterrado por dos horas, extraña a sus vecinos que sabían que ya eran las ocho de la noche cuando el carro amarillo regresaba.

En veinte años se han peleado guerras y caído imperios. Néstor lo sabe y es testigo de ello. “La ciudad se ha venido a pique entre la inseguridad y el tránsito. Todo esto nos perjudica a los taxistas”. Llegamos a mi destino y termina la carrera de un taxista que siempre se baja para abrir la puerta.

 

El transporte compartido

La línea blanca del centro de la calle se desenrolla en un abrazo a la llanta delantera izquierda todo el tiempo. Desde el celular la voz de una mujer en Waze interrumpe la conversación. “Es una nueva experiencia y hasta el momento ha sido agradable”, apunta Rodrigo, mi conductor de Uber en esta ocasión.

Él estaba en Plaza Varietá hace unas semanas cuando vio el anuncio. Era la oportunidad de ganar algo extra de dinero y disponía de tiempo, así que porqué no intentarlo. Comenzó a averiguar cómo afiliarse a Uber, esa empresa que todo millennial digno de serlo conoce o ha oído mencionar. Una aplicación que permite a dueños de carros ofrecer un servicio de transporte compartido. Al igual que muchos pilotos, jamás pensó que algún día sería taxista. Bueno, más bien “uberista”.

Lleva una semana de conducir de 8:00 a 19:00 horas de lunes a viernes y medio día los sábados. La demanda varía, pero la zona 10 y el aeropuerto La Aurora son puntos donde siempre piden Uber. Rodrigo, quien tuvo que entregar sus antecedentes penales y policíacos, comprar seguro de auto, sacar la licencia tipo B y ser fotografiado.

Con un promedio de veinte carreras al día, Rodrigo ve a Uber como una oportunidad de negocio. “Voy a probar durante un mes a ver cómo va la demanda”. Su idea es, si funciona, comprar dos carros más y ponerlos a funcionar. “Es una competencia sana para los taxis amarillos y el servicio de los taxis blancos tendrá que mejorar si quieren competir”. Llegamos a mi destino y termina la carrera de un uberista que quiere hacer dinero.

20 carreras
diarias hace Fulgencio en promedio para Ciklo.

Ciklo
La aplicación se creó en enero de 2015. Tiene 600 conductores registrados que trabajan 24 horas todo el año. Puede pagar con tarjetas de débito o crédito, y efectivo. Disponible para Android y iPhone.

350 taxis
conforman la flota de Amarillo Express.

Amarillo Express
Se fundó en 1994 pero el primer viaje en taxi se hizo en febrero de 1995. Trabajan las 24 horas todo el año. Puede pagar con tarjetas de débito o crédito, y efectivo. La solicitud se puede hacer por teléfono o en línea.

10 años

de antigüedad es lo  máximo que puede tener un carro para ser aceptado en Uber.

Uber
La compañía de transporte compartido comenzó a operar en Guatemala en diciembre pasado. Aunque opera las 24 horas, depende de los pilotos que estén activos. Puede pagar con tarjeta de crédito o en efectivo. Disponible para Android y iPhone.


Juan D. Oquendo [email protected]

2017-1-8

Noticias relacionadas
2017-3-26

Trisomía 21 y cómo cada vez somos más semejantes

2017-3-26

Árabes asfixiados

2017-3-26

La carta de Internet en Guatemala

2017-3-26

¿Puede el Presidente Morales sacar a la CICIG?

2017-3-26

La incompetencia nos sale cara

2017-3-26

Cuando el Estado se derrumba

COMENTARIOS
Reglas para comentar en el foro

Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.


    Agregar su comentario



    Arjona el de la historia de un taxii

    2017-1-8 01:13:22

    El articulo empezó bien pues es un tema de interes, pero al final se quedó corto por falta de análisis. Muy pobre, muy pobre.

    Hector Barrios

    2017-1-8 12:40:19

    La verdad es que en este articulo solo se ve lo positivo de las tres companias y lo que cuentan los tres entrvistados de las tres companias y los precios que cobran de un punto especifico a otro punto especifico. Personalmente a los taxis blancos los concidero en su mayoria peligrosos conductores ,abusivos y sin ley,a ellos no les importa nada ni nadie, en unos pocos dias estaremos empezando un nuevo ciclo escolar y este año se bislumbra peor que el año pasado en el problema del trafico, vivo en la parte sur de la ciudad, los que viajan por la Atanacio Tzul podran corroborar a las velicidades y la forma de conducir de estos taxistas , que van de regreso a el area de la zona 21, y entre el trafico lento se cruzan y no les importa ,si van a provocar un accidente , los unicos que le ganan a los taxis blancos en peligrosidad he irrespeto a las leyes de transito son los motociclistas, y como siempre en Guatemala nadie hace nada para que la ley de transito se respete.

    Armando Pensamiento

    2017-1-8 08:49:55

    La grafica o cuadro comparativo no tiene nada de eso, o por lo menos yo no lo entendí, se revuelven peras con uvas y finaliza el artículo de tajo; uno espera una conclusión.
    OPINION
  • Suscripciones: (502) 2427-2323 /

    [email protected]

    (502) 2427-2323

    Ventas y Publicidad:

    (502) 2427-2332 y 33

    [email protected]

  • PORTADA

    ELPELADERO

    PAÍS

    ECONOMÍA

    OPINIÓN

    INTERNACIONAL

    DEPORTES

    DOMINGO

  • Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300