logoep

Martes 28 DE Marzo DE 2017

BUSCAR EDICIÓN

cal
facebook twitter rss rss rss rss

There are two ways to buy Viagra: Viagra for sale by going to the common pharmacy or online. levitra for sale seriously helps in availability of brand levitra.
Domingo

Imperio y Contraimperio

César A. García E.


El primer presidente cubano, Tomás Estrada Palma (1902-1906), llegó a gobernar, por voluntad expresa de los Estados Unidos de América, cuando –en medio de una ocupación militar y por permisión del presidente Roosevelt– se convocó a elecciones. Importante recordar que Cuba luchó con la esclavitud “reformada” casi hasta finales del siglo XIX y que logró librarse del colonialismo español –luego de sangrientas gestas locales– hasta casi finalizado ese siglo y a instancias del apoyo militar que le sirvió los EE. UU.… es decir un imperio naciente, echó, por la vía militar, a un imperio agonizante. En efecto, los cubanos sometidos aún, en 1896, por el alicaído imperio Español, buscaron en su vecino estadounidense la liberación y la lograron. Las primeras elecciones democráticas en la Isla, permitidas por el presidente Theodore Roosevelt, tenía como candidato único a Estrada Palma, quien era un cubano y académico,  residente en los EE. UU., de manera tal que ello garantizaba la cercanía y sometimiento a las directrices estadounidenses. Pero así como llegó, tuvo que ser removido –presentado su “renuncia”– porque su agenda personal de perpetuación en el poder, se hizo incompatible con la de quienes le habían nombrado. Su dimisión,  motivó la segunda intervención militar estadounidense en Cuba, a través de la cual se nombra a William Taft, como “interventor” de la Isla, cuyo mandato dura cerca de tres años.

Es importante recordar que previo a la presidencia de Estrada Palma y durante la primer intervención militar estadounidense (1899 a 1902) fue elaborada, con gran entusiasmo local, la Constitución cubana y –a última hora– a esta se le incorporó la conocida “Enmienda Platt” que permitía disposición de las costas cubanas, por parte de  tropas estadounidenses y así nació la base en la bahía  de Guantánamo. Pese a que dicha enmienda fue “derogada” en los años treinta, la ocupación parcial continuó y –sin duda– fue el detonante para sucesivas revueltas que terminaron llevando a los hermanos Castro, al poder. Es obvio que los estadounidenses, aunque no perdieron del todo, ese cercano territorio estratégico…  aprendieron, del fracaso en Cuba que mantuvo ominoso Castro, como soberano de la Isla y significó una piedra en el zapato, para su gigantesco vecino. La política exterior estadounidense, fue a partir de ello, más mesurada, en términos de intervención, pero su injerencia, en las vecindades, consideradas “patios traseros”, constituidas por los frágiles “países amigos” a quienes –de tiempo en tiempo– tratan como protectorados parciales, es históricamente innegable.

Traigo a cuenta esta historia, porque en el “ilusionario” chapín, se incluyen temas, obviamente ficticios, que nos mantienen esperando peras del olmo. Por ejemplo, insistimos en creernos “soberanos e independientes”; pensamos además que nuestras autoridades –democráticamente electas– nos representan y que los “padres” de la patria, mientras más mejor, porque ello garantiza la debida representatividad de la población. Nos empeñamos en sentirnos país “emergente” –y no sumergido como en realidad estamos– y algunos hasta consideran que somos la nación más avanzada de la región, porque tenemos más edificios, autos suntuosos y centros comerciales que el resto de la región. En este análisis –que peca de fatuo– el ingrediente esencial –la persona humana– pasa desapercibida… salvo –claro está– la gente con la que nos relacionamos, a quienes juzgamos, con absurda frecuencia que están “bien o mal”, por la marca de la ropa, la moda o el carro en que se mueven. Nos convertimos en una sociedad cínica o de apariencia, que se mueve dentro de una burbuja de abundancia visible y prosperidad… pero no nos percatamos que “nuestra” burbuja, descansa en un mar inmenso de miseria, marginación e ignorancia, siendo la violencia y el crimen que ya son insufribles, apenas atisbos de lo que puede venir.

La falta de reflexión, sobre nuestra verdadera condición y nuestra historia, hace que –cada cuatro años– discutamos airadamente sobre cuál es la mejor opción para gobernar… y siempre, miserablemente, nos equivocamos, porque la propuesta de los candidatos, es tan cínica y fatua, como nuestro análisis. ¿Por qué nos sorprende que Jimmy Morales haya resultado siendo tan impresentable?, ¿Qué esperábamos de un improvisado con aires de egolatría que se siente y sabe conocedor de todo?, ¿Qué esperábamos si las estructuras fácticas de poder permanecen intactas?, ¿Qué esperábamos si sus principales ministros le fueron impuestos? Jimmy Morales, es tan solo la cara de la dictadura del continuismo de siempre. Él fue ungido –ante una aparente emergencia institucional– como alguien que pareciera distinto, pero que garantizara el statu quo, a ultranza.

Quizá nos ayude a despertar de la ilusión de vivir en un país soberano e independiente, el analizar el génesis de la caída de los Perezdetti y reconocer que la agenda guatemalteca, como tal no existe, sino es llevada desde fuera, para garantizar ciertos temas de seguridad que a los EE. UU. les interesa. Cualquiera –con mediana inteligencia– sospechaba que la hora de los Perezdetti estaba llegando, cuando el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, de visita en Guatemala, no quiso hablar e ignoró por completo a su “homóloga” chapina, exigiendo –enfáticamente– la permanencia de la CICIG en el país. Cualquiera –con mediana inteligencia– debió inferir que Otto Pérez había caído en desgracia… y saldría por la puerta de atrás, cuando el embajador estadounidense acreditado en nuestro país,  tomó el pódium presidencial,  para referirse a la crisis política que se vivía, y Pérez resultó ser un asustado observador. Es decir, la caída de estos insanos y pícaros gobernantes, la debemos a la determinación del Departamento de Estado y no a gesta cívica alguna. Los guatemaltecos, habríamos gritado tres días en las calles –antes de cansarnos– y los Perezdetti habrían terminado su mandato, gozando hoy de lo robado al pueblo… si los EE. UU. no hubiese pensado que la corrupción criolla, se había salido de control y que los nexos criminales de la nociva pareja, constituían una verdadera  amenaza para su país.

Dados los niveles de miseria y descomposición social de Guatemala, los Perezdetti, pudieron convertirse en dictadores de la calaña de Chávez y Maduro… pero les ganó la codicia exacerbada y abusaron de forma extrema. Veamos ahora las reformas constitucionales; tanto la Asociación Guatemala Futura, como el grupo Pro-Reforma, ingresaron –con miles de firmas de ciudadanos independientes que creen en la democracia– iniciativas constructivas para fortalecer el Estado y privilegiar el decoro… ambas fueron ignoradas y después de ocho años, permanecen durmiendo el sueño de los justos; pero las impulsadas –desde fuera– sin juzgarlas de buenas, malas, mejores o peores, pasarán porque es una orden imperial, y punto. Así funciona Guatemala, es un Estado dirigido, donde los puntos de agenda, no somos capaces de ponerlos nosotros. Bien haría Jimmy Morales en comprender su situación real y –dentro de este marco de acción– hacer lo mejor posible para no salir –por la puerta de atrás– con un desprestigio que parece estarse esforzando en construir.

Sabiéndonos no soberanos y menos independientes, las opciones son alinearnos –abiertamente– al imperio que en términos de desarrollo humano e integral, ha tenido resultados plausibles, o revelarnos a éste. Cuba, Venezuela y Nicaragua, probaron camino antagónico y los resultados son obvios y desastrosos; Generaron monarcas abusivos y corruptos, democratizando la miseria, aunque –ojo– Cuba –pese a Castro– tiene mayor desarrollo humano que Guatemala, El Salvador y Honduras. ¿Qué propongo? 1) Que reconozcamos que estamos tarde para la independencia, el mundo está volviendo a ser bipolar y nos conviene más estar alineados al bloque tradicional occidental que ha demostrado que el trabajo y el orden se traduce en prosperidad. 2) Que en materia de seguridad y justicia, estemos abiertos a todo el apoyo posible de quienes han sabido gestionar justicia y la han prestigiado. 3) Que dejemos de jugar a los independientes, obteniendo miserables resultados y manteniendo a cuasi cortesanos y cuasi reyes como una élite insana y privilegiada. 4) Que erradiquemos el populismo y el discurso de la lucha de clases. 5) Que instalemos una ideología de emprendimiento y trabajo –con sensibilidad social–  como el único camino para salir de la miseria. ¡Piénselo!


2016-12-18

Noticias relacionadas
2017-3-26

Trisomía 21 y cómo cada vez somos más semejantes

2017-3-26

Árabes asfixiados

2017-3-26

La carta de Internet en Guatemala

2017-3-26

¿Puede el Presidente Morales sacar a la CICIG?

2017-3-26

La incompetencia nos sale cara

2017-3-26

Cuando el Estado se derrumba

COMENTARIOS
Reglas para comentar en el foro

Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.


    Agregar su comentario



    Alan Cosillo

    2016-12-18 03:08:46

    También hay que enseñar a algunos que el juego de la perinola les perjudica, no se puede jugar a "toma todo" todo el tiempo. En el libro de Harrison "El subdesarrollo es un Estado de la mente", uno de los factores en que países anglosajones han evitado caer en la miseria extrema, es aquello de nobleza obliga. Sin embargo, en el país, pareciera que a los políticos y algunos de las élites de todo tipo les da vergüenza ser honorables y justos, y se va por el extremo de que el que llega al poder es complaciente con las castas de abolengo. Los gobernantes de este bananero país en lugar de hacer políticas públicas que trasciendan para hacer un mejor país, solo llegan a robar y hacer genuflexiones a los de siempre.

    INOCENCIO 1

    2016-12-18 01:37:19

    Pues aunque le duela a este columnista, Cuba se liberó de los gringos, y no tiene el nivel de mortandad infantil como Guatemala; o la pobreza y pobreza extrema que tiene éste nuestro país que ha sido "protegido" por los gringos.-

    Juan Carlos Rodriguez

    2016-12-18 08:10:47

    Muy buenas reflexiones pero no se puede quedar bien don Dios y con el diablo, por un lado reconoce que Cuba logró su independencia real hasta el 59 y fue una piedra en el zapato para USA para la dominacion de esta región. También afirma que el nivel de vida de los cubanos es superior al de este país, y que hay falsos indicadores que nos agarran para darnos atol con el dedo y esa falsa sensacion de superioridad. Pero donde la caga literalmente es al afirmar que el modelo occidental es el camino que mas nos conviene, él como banquero sabe lo criminal que es el sistema monetario impuesto por la fed y su fiat money especialmente con creditos apalancados al 50 por uno, la dominación economica y política a través del Banco Mundial y FMI. BUSCAR "John Perkins Confesiones de un sicario economico" Y "El dinero es deuda". Continuar con ese modelo económico es acelerar la esclavitud moderna. Lo que verdaderamente da risa es el párrafo final IDEOLOGIA DE EMPRENDIMIENTO Y TRABAJO CON -SENSIBILIDAD SOCIAL=, si el modelo occidental se basa en el egoismo y la avaricia la sensibilidad social sale sobrando y se convierte en discurso populista, o somos o no somos pero una mezcla de agua tibia no se puede.

    Victora Sierra H.

    2016-12-18 08:44:22

    Ajá y el numeral 4 como cree que podriamos aplicarlo si las sabandijas como daniel pascual que con el cuc, codeca, fnl y toda esa sopa de letras fomenta "eso" precisamente y que de ello recibe millonadas de euros de los miserables vikingos que no saben del populismo-socialismo que estas ratas quieren imponer...???
    OPINION
  • Suscripciones: (502) 2427-2323 /

    [email protected]

    (502) 2427-2323

    Ventas y Publicidad:

    (502) 2427-2332 y 33

    [email protected]

  • PORTADA

    ELPELADERO

    PAÍS

    ECONOMÍA

    OPINIÓN

    INTERNACIONAL

    DEPORTES

    DOMINGO

  • Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300