Viernes 24 Junio 2016
Ciencia

El silbido de una ola en el Caribe se escucha desde el Espacio

La gigantesca ola Rossby, que viaja de este a oeste por el Mar Caribe, dejó sorprendidos a un grupo de investigadores.


Un grupo de investigadores de la Universidad de Liverpool, en Inglaterra, solucionaron esta semana un misterio detectado hace seis décadas. Se trata de un fenómeno que mantenía desconcertada a la NASA, un silbido detectado en el Mar Caribe que se escuchaba en los satélites espaciales.

Gracias a la investigación de los expertos en Liverpool, hoy sabemos que ese sonido es provocado por la gigatesca Ola Rossby, que se arrastra durante 120 días a través del Mar Caribe, según se desvela en un artículo publicano en la revista Geophysical Research Letter.

Cuando la ola desaparece en la costa occidental, aparece en el extremo oriental para volver a atravesar la región. El fenómeno, conocido como Rossby wormhole, indica que esa ola interactúa en el suelo marino, haciendo que se produzca ese zumbido.

“En lugar de encontrar un suelo marino tranquilo, descubrimos unas grandes e inexplicables oscilaciones”, declaró el investigador Chris Hughes a la cadena británica BBC.

Los científicos revisaron las lecturas de los niveles del mar y la presión del fondo marino desde 1958 hasta 2013, así como las mareas y mediciones que se toman por satélites de la gravedad en esa zona. Descubrieron que las oscilaciones generaban un sonido muy parecido al de una vibración eléctrica, a una frecuencia tan baja que no puede ser captado por el oído humano, pero tan poderoso que pudo ser detectado desde el espacio por el satélite de la NASA.

Hughes explicó que “cuando soplas para crear un zumbido, el chorro de aire se vuelve inestable y excita la onda de sonido resonante que encaja en la cavidad del zumbido. Debido a que esa cavidad es abierta, el sonido irradia hacia afuera y es cuando se escucha”.

Este descubrimiento permite descifrar el comportamiento de los océanos ante el cambio climático, especialmente en la manera que afectan a las costas cercanas. “Este fenómeno puede variar el nivel del mar en hasta 10 centímetros en las costas de Colombia y Venezuela, así que al tener una idea clara, podemos predecir las posibilidades de inundaciones”, afirmó Hughes a la BBC.

Según los especialistas, este efecto puede tener un impacto en el Atlántico Norte, puesto que regula el flujo de la corriente marina del Caribe, que a su vez es el precursor de la corriente del Golfo, pieza clave en el motor climático del océano.

TOMADO DE LAPRENSA

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *