Viernes 30 Diciembre 2016
Cartas

Corrupción empresarial transnacional


César Solís Pacheco / DPI 1661 08588 0101

Las recientes noticias en las que se pone en evidencia la forma corrupta en que empresas privadas obtienen contratos con los gobiernos, demuestra que los negocios sucios no nacen solamente desde la clase gobernante, sino que también del sector privado defendido por algunos necios insistente y apasionadamente.

Tanto la mafia de empresarios españoles del caso “Terminal de Contenedores” así como el reciente caso de la constructora Odebrecht de origen brasileño, demuestran lo arriba mencionado.

El mito de que el Estado no es capaz y no puede construir obra pública, quedó grabado en piedra por los gobiernos que han privatizado todo y que se han beneficiado de las coimas que se dan.

Acaso la carretera al Atlántico que existe después de tanto tiempo no fue realizada por trabajadores de la Dirección General de Caminos institución que la hicieron desaparecer y que debería de resurgir, para construir proyectos estatales y dejar de buscar afuera lo que se tiene adentro.

Ojalá que el peso de la ley caiga sobre los empresarios corruptos así como a los funcionarios corrompidos.

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *