logoep

Lunes 31 DE Agosto DE 2015

BUSCAR EDICIÓN

cal
facebook twitter rss rss rss rss
Opinión

Economía de la desinflación

Guatemala está transitando hacia una economía desinflacionaria.



Guillermo Díaz*

2015-8-29


A nivel internacional y nacional se observa una ralentización del aumento de precios o desinflación, que en algunos casos se torna en inflación negativa o deflación. Por ahora, el consumidor gana, pero una baja constante de los precios es peligrosa para la economía. El paradigma vigente en las últimas dos décadas se ha enfocado en la inflación y ahora parece que es época de cambiarlo.

En el plano internacional, en el último año se observó una drástica caída de los precios del petróleo, producto de la mejora en métodos de producción, que permitieron incrementar la oferta. La tendencia es a continuar con precios bajos, con posibilidad que se reduzcan más en el corto plazo.

En el ámbito nacional, la tasa de inflación se ubica por debajo de tres por ciento, cifra no vista en el país desde hace casi cuatro décadas. El tipo de cambio se mantiene estable en un nivel bajo, de Q7.64 en promedio en el sistema bancario, cifra que se reduce a alrededor de Q7.50 para operaciones menores realizadas por quienes reciben remesas. La tasa promedio activa de interés evidencia una baja de casi un punto porcentual en el último año, en tanto que la tasa de préstamos de la semana o de préstamos nuevos refleja una baja de casi tres puntos porcentuales en dicho período. A lo anterior, se agrega la reducción de casi treinta centavos de quetzal en el último semestre, en promedio, con tendencia a la baja en corto y mediano plazo, a causa de los cambios en la matriz energética.

El comportamiento de precios, como los mencionados, muestra que, al igual que otros países del mundo, Guatemala está transitando hacia una economía desinflacionaria. El menor crecimiento o baja en los precios tiene riesgos. En principio puede mencionarse que en términos reales puede encarecer el crédito, desestimulando el financiamiento ajeno por parte de las empresas, con consiguiente baja en la inversión. También puede postergar las decisiones de los consumidores, ante la espera a menores precios para concretizar las compras.

La política monetaria ha sido conducida en la última década a reducir la tasa de inflación, los resultados muestran su éxito. Dado el nivel alcanzado por la tasa de inflación es conducente ir pensando en un cambio de paradigma en la política monetaria, hacia una economía en desinflación. En ese contexto, la política monetaria debe incorporar entre sus objetivos el impulso de un mayor crecimiento económico equilibrado, considerando que el fantasma de la inflación se aleja. Con el impulso del crecimiento económico se retomaría la política de desarrollo, que ha estado invisibilizada de la política económica, anclada en conservar la estabilidad macroeconómica. La alta tasa de pobreza existente en el país es condición suficiente para retomar la política de desarrollo.

*Departamento de Economía Empresarial, URL.


Guillermo Díaz*

2015-8-29

Noticias relacionadas
2015-8-31

Derecho a saber sobre las elecciones

2015-8-31

Competencia electoral legítima

2015-8-31

Preso de su propia cobardía

2015-8-31

Una nueva Guatemala está emergiendo

2015-8-31

Exijo 105 votos

2015-8-31

¿Quién decide la hora?

COMENTARIOS
Reglas para comentar en el foro

Este espacio es para promover el diálogo, compartir, discutir y argumentar sobre el artículo publicado, únicamente. Se prohíben mensajes que contengan:

  • Ataques personales, insultos, acusaciones o faltas de respeto
  • Mensajes incoherentes, sin objeto alguno o comerciales
  • Mensajes con spam, lenguaje sms o escrito todo en mayúsculas
  • Mensajes con contenido racista, sexista, o cualquiera que discrimine

  • Mensajes de contenido pornográfico
  • Piratería, o mensajes que permitan el uso ilícito de material con derechos de autor
  • Nos reservamos el derecho de editar o eliminar cualquier mensaje que no cumpla con las condiciones anteriores. Y de ser necesario bloquear a usuarios.

    Al participar, acepta las reglas y el aviso legal.


    Agregar su comentario



    Otto Menendez

    2015-8-31 09:40:29

    Estoy de acuerdo. No votar para presidente especialmente por los considerados punteros, solo espero que la postura de la población siga. Al respecto repito lo que usted dice:"La semana pasada en la Plaza, cantando codo a codo, me pareció que más que hacer praxis del “derecho a la ciudadanía”, estábamos rehumanizando las relaciones entre nosotros, haciendo una cadena humana para arrancar la putrefacción del Estado". . Algunos corruptos están presos, pero el sistema sigue. Esto me hace dudar del cambio de diputados. Una vez más se recomienda el menor mal. Le recuerdo lo que usted cita:“¿Cómo podemos confiar en un aparato de justicia en el cual la Cámara Penal está dirigida por una Magistrada señalada junto a sus familiares de pertenecer a una estructura criminal que se aprovecha del Estado para enriquecimiento ilícito?”

    Guillermo Maldonado C.

    2015-8-31 11:18:14

    Por las razones que ya han sido expuestas en este matutino sabemos que Manolo Vela Castañeda va a votar por Sandra Torres, y Edelberto Torres Rivas por Aníbal Hernández. Para que no quede tan chueco el Congreso, más que la abstención, el voto nulo o en blanco y el voto cruzado, quizás sería mejor un voto estratégico si se piensa seguir con el movimiento pacifico para depurar el sistema político. Según lo dicho ayer por Torres Rivas hay un crisol de derechas y centro derechas y un par de medio izquierdas —que dicho sea de paso su mal mayor es que actúan con los mismos vicios del sistema de partidos políticos vigentes, para manejar la “ficha” y elegir a sus candidatos, esto es, cacicazgos de pura sepa pues—. Los más cómodos son los de derechas porque tienen de donde escoger y quizás lo único que deben evaluar, de cara a lo que se ha venido reivindicando en las marchas de protesta, es quiénes de sus cuadros tienen un perfil que les represente sin visos de corruptos, tránsfugas y venales. Los mercaderes que han medrado con la cosa pública. No se diga los militares o ligados a ellos que han vivido en el deshonor y de la acción criminal. Evaluar las ejecutorias de los diputados que van o que se pretenden reelegir. Se sabe quienes han defendido la transparencia y la depuración del sistema político y quienes se han opuesto férreamente. Para estos últimos ni un voto. Los de izquierda tienen referentes en los cuadros nuevos y en los que han realizado de mejor manera su trabajo en el campo social y dentro del mismo Congreso. Esta tesis podría ser válida para los centros urbanos y los ciudadanos marginados y abandonados en las profundidades de la inequidad guatemalteca. Con la bulla de la vuvuzelas y los análisis críticos de algunos medios de comunicación y en las redes sociales, quizás ya no sea tan cierto que a los votantes se les sigue baboseando con regalitos y bolsitas misceláneas. No está demás decir que el voto es secreto.
    OPINION
  • Suscripciones: (502) 2427-2323 /

    [email protected]

    (502) 2427-2323

    Ventas y Publicidad:

    (502) 2427-2332 y 33

    [email protected]

  • PORTADA

    ELPELADERO

    PAÍS

    ECONOMÍA

    OPINIÓN

    INTERNACIONAL

    DEPORTES

    DOMINGO

  • Marca Registrada © Aldea Global, S.A. (elPeriódico)

    AYUDA

    NUESTRA REDACCIÓN

    CONTACTO

    AVISO LEGAL

    15 avenida 24-51 zona 13, Guatemala, Guatemala PBX: (502) 2427-2300